lunes, 12 de mayo de 2014

Explicación de caso de negligencia médica en anestesia Nº 3: Muerte de una modelo


Viene del post anterior.http://elanestesiologo.blogspot.pe/2017/04/caso-de-negligencia-medica-en-anestesia_11.html

La liposucción abdominal se puede realizar bajo anestesia general, regional o local (con o sin sedación). Eso depende de la extensión de la cirugía, de cuánto pueda colaborar la paciente (la modelo) o de las preferencias del cirujano.

Asumimos que esta intervención se realizó bajo anestesia local (administrada por el cirujano) y, tal vez, se agregó sedación vía intravenosa.


Muy frecuentemente la liposucción abdominal se realiza con la paciente en posición prona (boca abajo). El anestésico local se aplica en toda la amplia zona del abdomen donde se va a succionar la grasa, diluida en suero fisiológico (así baja su concentración y se previene reacciones tóxicas) y con muy pequeña cantidad de adrenalina (para que se prolongue su tiempo de acción).

Resultado de imagen para liposuccion anestesia local

La dosis de anestesia va con el criterio del cirujano plástico. Puede ser la misma para varios pacientes que se someten a la misma operación, pero habrá pacientes que toleren la relativa incomodidad del procedimiento y otros que no tanto. Los primeros colaborarán y acatarán las indicaciones durante la cirugía, los últimos podrían tener alguna crisis nerviosa que requiera administración de un sedante (diacepam, por ejemplo).

Qué sucedió? Qué complicación pudo haber causado la muerte de la modelo?

Aquí algunas hipótesis:

1) El anestésico local se administra en una gran cantidad, absolutamente hablando, pero en proporción a la gran superficie del abdomen donde es inyectado, su dosis puede ser óptima. La lidocaina o bupivacaina o levo-bupivacaina tienen como destino el tejido adiposo, de donde se va a succionar la grasa.

Si esta dosis óptima local del anestésico, ingresa accidentalmente en un vaso sanguíneo (vena), se convertirá en una sobredosis intravenosa, que llevará excesivas cantidades del anestésico al cerebro y al corazón, produciéndose convulsiones catastróficas y paro cardíaco.


2) La paciente no tenía un nivel adecuado de anestesia local. Pues, se quejaba de dolor, se movía insistentemente y dificultaba el trabajo del cirujano.

Se decidió aplicar una dosis de sedante (diacepam, midazolam) vía  intravenosa, para tranquilizar a la paciente. Seguramente la paciente persistía en sus quejas y no dejaba de manifestar dolor. Se aplicaría una nueva dosis de sedante. Esta vez sí parece que resultó: la paciente quedó dormida y dejo de molestar moviéndose en la mesa de operaciones.

Mentira, NO resultó.

La paciente se "durmió" gracias una dosis, aparentemente alta, de sedante que deprimió el sistema nervioso central (sueño). Pero también deprimió la respiración.

La paciente pudo haber estado varios minutos sin respirar, entonces el corazón paró y, aunque existiera una reanimación exitosa, el cerebro y el corazón quedaron mucho tiempo sin sangre que portara oxígeno, sufriendo daño irreversible.

Resultado de imagen para liposuccion anestesia local

3) Durante la liposucción pudo haberse perdido demasiada sangre. La presión arterial muy baja produjo daño irreversible a todo el organismo, que se quedó mucho tiempo con poquísimo oxígeno.

Insistimos que este caso se explica acudiendo a la lógica y a nuestra experiencia en la especialidad. Pueden darse cuenta de lo importante que es elegir un buen cirujano, y de lo trascendental que es elegir un buen anestesiólogo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...