lunes, 25 de abril de 2016

Si los honorarios profesionales se establecen de acuerdo a la complejidad de los trabajos que se van a realizar ¿Se arriesgaría a perder un juicio contratando a un abogado "barato"? ¿Y se arriesgaría a perder la vida en manos de un anestesista "barato"?


I

Según la página web elpais.com, estrellas del Barcelona FC enfrentan penosos procesos judiciales:

Neymar Jr. La Fiscalía lo acusa de evasión de impuestos y falsedad ideológica, y pide una pena de cinco años de cárcel y el pago de una millonaria suma de dinero.

Lionel Messi. Acusado como coautor de evasión de impuestos y en peligro de ser condenado a 22 meses de prisión por un juez catalán.

Javier Mascherano. Condenado por el Tribunal de Barcelona a un año de prisión por fraude fiscal. Se está tramitando suspensión de la pena de cárcel y cumplimiento de una pena alternativa.

En estos juicios muchas cosas están en juego para los futbolistas: la carrera deportiva, mucho dinero e, incluso, la pérdida de la libertad. Se requiere de los mejores (y más caros) abogados para llegar a un final feliz. ¿O usted cree, estimado visitante, que las estrellas del Barza optarían por contratar a un abogado “barato” para que los libre de ir a la cárcel?

Nosotros creemos que no, porque los honorarios profesionales se establecen de acuerdo a la trascendencia de los resultados que el trabajo va a lograr. Un abogado “barato” es casi sinónimo de juicio perdido y encarcelamiento.

Ahora, estimado visitante, ¿es verdad lo manifestado líneas arriba, cuando está en juego la vida propia o la de un ser querido, al ponernos en manos de cirujano y anestesiólogo para ser operados de la vesícula biliar vía laparoscopía?

II

La colecistectomía (extracción de la vesícula biliar) laparoscópica, o simplemente colelap, es una cirugía muy popular debido a las ventajas que ofrece al paciente: pronta recuperación, alta hospitalaria rápida, "sin corte", etc. Pero no por estas ventajas la colelap deja de tener un cierto nivel de complejidad que requiere del anestesiólogo extremada competencia y experiencia.

El anestesiólogo no sólo debería administrar una anestesia general impecable en cuanto a intubación traqueal precisa, "dormir" y "despertar" al paciente de modo agradable, mantenimiento de funciones vitales estables, sino también tener en cuenta detalles importantes propios de la colelap:

La elipse punteada indica cómo un estómago inflado más de la cuenta podría ser perforado durante la introducción de la aguja de Veress

El estómago puede estar excesivamente "inflado" por aire y oxígeno, gases que han pasado a la vía digestiva durante la ventilación con mascarilla antes de la intubación y, de esta manera, es posible que sea perforado por alguna aguja o trócar que introduce el cirujano en el abdomen. Para prevenir tal complicación el anestesiólogo debe "desinflar" el estómago, a través de una sonda naso-gástrica, antes del inicio de la intervención (ver figura anterior).

Las flechas rojas ilustran el aumento de la presión de la cavidad intraabdominal durante la insuflación con dióxido de carbono en la cirugía laparoscópica. Se ocasiona un aumento de la presión intraabdominal (PIA) que el cirujano mantiene hasta límites permitidos.. Si el paciente no está en buen plano anestésico, y comienza a pujar, ocurrirá un aumento excesivo de la PIA que podría dañar a cualquiera de las vísceras

- La cavidad abdominal debe ser insuflada, con dióxido de carbono para facilitar la visión de los diferentes órganos intraperitoneales. Al hacer esto, la presión intraabdominal aumenta anormalmente, pero hasta límites permitidos. El anestesiólogo deberá mantener una profundidad anestésica óptima ya que, en el caso de que el paciente "se despierte un poco", un aumento extra en la presión intraabdominal, por la acción de pujar, causaría severas lesiones en vísceras sólidas o huecas.

Muy arduo y delicado el trabajo del anestesiólogo, Cualquier falla le puede costar la vida al paciente. ¿No es cierto? ¿Y cuánto cree usted que la compañía de seguros peruana le paga como honorarios por la complejidad de su trabajo en una colelap?

La respuesta es... solamente ¡US $61.00! ¿No decían que lo barato sale caro?

III


Pregunta para cualquiera:

¿Cuándo llegará el día en que ese club de amigos autodenominado "sociedad de anestesiología" se mostrará liderando, como supuestamente es su obligación, una campaña en pro de honorarios justos para los anestesiólogos de nuestro país?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...