domingo, 13 de marzo de 2016

Pautas para "resistir" una anestesia (Parte 1): Los beneficios del bloqueo nervioso periférico

Bloqueo del plexo braquial con abordaje interescalénico. Ideal para una artroscopía de hombro, evitando los riesgos de una anestesia general para un paciente con enfermedad cardíaca o pulmonar severa
Viene del post anterior: Introducción al tema

Antes de empezar es bueno aclarar que, por tratarse de un blog dirigido a no anestesiólogos, hablaremos del erróneo concepto de "resistir una anestesia" sólo en un intento de ser didácticos

La pauta de este post es que se "resistirá" mejor una anestesia mientras menos compleja sea ésta. En otras palabras, una anestesia local o un bloqueo nervioso periférico significará para el paciente un menor riesgo de complicaciones versus una anestesia general o regional (epidural o raquídea).

La página web Dolopedia define a los bloqueos nerviosos periféricos como los procedimientos mediante los cuales se aplican diversos fármacos analgésicos en las proximidades de las estructuras nerviosas periféricas. En este sentido, requieren la identificación de un nervio con tanta precisión como sea posible. Así, se depositará un volumen mínimo suficiente de la solución anestésica.

Por citar un ejemplo, las artroscopías de hombro y rodilla son procedimientos muy a menudo realizados en nuestro medio; para ellos se suele  administrar anestesia general y regional (raquídea o epidural), respectivamente. El resultado podría tomarse como que para anestesiar pequeñas regiones del cuerpo humano el anestesiólogo anestesia "todo el cuerpo" para operar sólo un hombro y "la mitad inferior del cuerpo" sólo para operar sólo una rodilla, con los efectos secundarios de los anestésicos presentándose innecesariamente a nivel sistémico.

Con un bloqueo nervioso periférico bien administrado se anestesia sólo la parte de la pierna que va a ser operada, evitando los posibles efectos indeseables de una anestesia epidural o raquídea

En el párrafo anterior de ninguna manera queremos decir que anestesia general o regional estén mal indicadas en cirugías que comprometen a pequeñas regiones del cuerpo (de ahí el viejo dicho en nuestra especialidad de que "una cirugía simple puede requerir una anestesia compleja). Lo que sucede es que, de darse el caso, en lo posible, intentar "anestesiar lo mínimo", de esta manera reduciendo la posibilidad de mayores efectos indeseables.

De igual manera, un buen bloqueo periférico del miembro superior evita someter al paciente a posibles riesgos innecesarios de la anestesia general

Conclusión.

Una anestesia se "resistirá" mejor mientras más simple sea ésta, siempre en manos de un anestesiólogo experto en bloqueos nerviosos periféricos y con mucho criterio para indicar la técnica a efectuar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...