viernes, 9 de enero de 2015

Errores en anestesia (1): La muerte de Michael Jackson


Michael Jakson falleció tras un paro cardiorrespiratorio que se originó por una anticipada depresión respiratoria posterior a una dosis del hipnótico propofol (Diprivan, nombre comercial). Cualquier profesional o técnico en salud con un mínimo de entrenamiento en manejo de la vía aérea presente en ese momento, hubiera evitado la muerte del "Rey del Pop" sin mayor dificultad.

En el próximo post comentaremos más ampliamente.


Conrad Murray, condenado a cuatro años de cárcel por la muerte de Michael Jackson
No se espera que pase más de dos años entre rejas e incluso se especula que podría cumplir parte de su encierro en su domicilio
29/11/2011 - 18:49h


Los Angeles. (Agencias).- El cardiólogo Conrad Murray, quien fue el médico personal de Michael Jackson, fue condenado hoy a cuatro años de prisión, la pena máxima posible, tras ser declarado culpable de homicidio involuntario por la muerte del rey del pop.

El cardiólogo cumplirá su condena en la prisión del condado y no en una penitenciaría estatal debido al hacinamiento existente en las cárceles californianas. No se espera que pase más de 2 años entre rejas e incluso se especula que podría cumplir parte de su encierro en su domicilio.En la sesión de hoy, el juez Michael Pastor ha desestimado la petición de la defensa para que su cliente quedara en libertad bajo fianza al carecer de historial delictivo antes de la muerte de Jackson. El magistrado ha hablado con dureza de Murray, a quien ha acusado de mentir repetidas veces y de no mostrar ningún sentimiento de culpa.

"No ha mostrado absolutamente ningún remordimiento", dijo el juez en su declaración en la que razona la sentencia. "El tribunal ha determinado que la pena adecuada es la máxima de cuatro años de prisión", dijo, porque "el doctor Murray abandonó a su paciente que confiaba en él. El paciente era vulnerable", ha asegurado el magistrado.

"El doctor Murray mintió en varias ocasiones, tuvo un comportamiento deshonesto e hizo todo lo posible para cubrir sus transgresiones. Violó la confianza de la comunidad médica y de su paciente. No ha demostrado absolutamente ningún remordimiento, ningún sentido de la injusticia, y todavía es peligroso ", ha dicho el juez.


Los fiscales habían pedido la pena máxima para el último médico de Michael Jackson, de 58 años, y le reclamaban 100 millones de dólares para compensar a la familia Jackson por la pérdida de ingresos causada por la muerte de la estrella. El juez ha reconocido que el doctor Murray debería compensar a los niños y a los herederos del cantante, pero ha dicho que la cantidad se decidirá en una futura audiencia, programada para el 23 de enero.

En enero de 2011, un juez consideró que las pruebas contra Murray, de 58 años, avalaban la apertura de un proceso. El juicio comenzó en septiembre, y el 7 de noviembre el galeno fue declarado culpable. Desde entonces se encontraba en prisión.

Nacido en la isla caribeña de Granada en 1953, Murray fue criado por su abuela materna y se destacó como estudiante. Posteriormente se afincó en Estados Unidos y estudió medicina en Texas, Tennessee, Arizona y California. Luego abrió su propia clínica en Las Vegas en 2000 y en Houston, Texas, en 2006.

Alto, apuesto, seductor y dueño de un atractivo tono caribeño, se dice que Murray era muy popular entre las mujeres. Pero también tenía su vena altruista: muchos de los pacientes de su consultorio en Houston eran afroamericanos de bajos ingresos que elogiaban al hombre que ahora tantos vilipendian tras la muerte de Michael Jackson.

En el aspecto financiero, Murray tenía deudas de cientos de miles de dólares cuando se convirtió en médico de Jackson por 150.000 dólares mensuales a comienzos de 2009, para acompañarlo antes y durante su gira "This Is It". Había conocido al artista tres años antes en Las Vegas, cuando trató a uno de sus hijos.

Jackson murió el 25 de junio de 2009 a los 50 años debido a un paro cardíaco. Según los médicos forenses, el detonante fue una dosis demasiado elevada de tranquilizantes y somníferos, entre ellos propofol.

Continúa en el próximo post: Explicación de errores en anestesia (1)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...