viernes, 9 de enero de 2015

Disipando temores en el paciente asmático programado para cirugía bajo anestesia general o regional.


Temeroso por ser asmático y sufrir complicaciones durante una anestesia?

Vamos al grano. Y con buenas noticias.

Hoy en día, en virtud a la apreciable competencia de los anestesiólogos y a la disponibilidad de modernas técnicas en la especialidad y eficaces drogas, el riesgo del paciente asmático programado para cirugía bajo anestesia general o regional es cada vez menor.

La clave para el mínimo riesgo anestésico está en que el especialista sepa prevenir  las situaciones que desencadenan espasmo bronquial severo en el asmático y sea capaz de dar solución a una crisis asmática que se presente antes, durante e inmediatamente después de la intervención quirúrgica.

Factores desencadenantes de espasmo bronquial: infecciones del aparato respiratorio, ambiente frío, ansiedad, estrés, estimulación mecánica (introducción de sondas y tubos) de la vía aérea (faringe, laringe, tráquea, bronquios).

Resultado de imagen para broncoespasmo

Prevención del espasmo bronquial.

I. En la visita preanestésica:

Se tendrá que diferir una cirugía electiva en caso de inflamación/infección del aparato respiratorio. Para disminuir el potencial del estrés y la ansiedad de producir crisis asmática el anestesiólogo  dará una explicación clara y sencilla de los procedimientos a seguir y se administrarán sedantes o ansiolíticos de ser necesario.

 Es recomendable, aunque no indispensable, una evaluación por el neumólogo; el anestesiólogo conoce mejor que nadie el comportamiento de la vía aérea del asmático ante técnicas y drogas de su especialidad.

II. En sala de operaciones.

Para las intervenciones quirúrgicas en que esté indicada se ha de preferir la anestesia regional a la general (cualquier error en intubar o extubar la tráquea en anestesia general puede desencadenar espasmo bronquial).

Se evitará exponer al paciente asmático a bajas temperaturas con abrigo adecuado y el uso de una manta térmica en la mesa de operaciones. De igual manera, se pondrá todo el cuidado en manipular la vía aérea (intubación traqueal, colocación de tubo orofaríngeo o sondas de aspiración, extubación traqueal) bajo un óptimo nivel anestésico.

Errores al momento de intubar o extubar la tráquea pueden desencadenar espasmo bronquial severo

Una causa común de espasmo bronquial severo es intubar o extubar la tráquea con un nivel  de anestesia superficial. La vía aérea del asmático es hiperreactiva, lo que significa que responde exageradamente con espasmo (cierre) a cualquier mala maniobra al manipularla.

La hiperreactividad de la vía aérea del paciente asmático

III. En sala de recuperación post anestésica.

Los mismos cuidados que en los ítems I y II.

Tratamiento del espasmo bronquial en sala de operaciones.


No es objetivo de este blog proponer esquemas de tratamiento para el espasmo bronquial severo durante la anestesia (es un blog dirigido a “no-anestesiólogos”), sino el informar que éste tiene enorme chance de ser tratado con éxito pues en sala de operaciones trabaja personal altamente calificado para dar solución a eventos que pongan en peligro la vida del paciente y se dispone de toda la tecnología (monitores, máquina de anestesia, ventilador mecánico) y drogas broncodilatadoras, corticosteroides y de reanimación para así lograrlo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...