jueves, 18 de diciembre de 2014

La frase "el paciente falleció porque no resistió la anestesia": gran mentira (2)



Viene del post anterior: La frase "el paciente falleció porque no resistió la anestesia": gran mentira (1)

Quienes afirman que un paciente en delicada condición no "resistirá" la anestesia o que otro paciente grave falleció porque no "resistió" la anestesia no tienen idea de lo que es la anestesiología como especialidad médica. Si nos introducimos en su universo imaginativo, encontraríamos que estas personas creen que la anestesia es:



1.- Un gas que emerge de un grifo que se conecta a la boca del paciente, y se abre a un flujo igual para el niño, para la gestante, para el asmático o para la tatarabuela, y el que aguanta hasta el final de la operación ¡bien!, y el que no, ¡qué pena, no resistió la anestesia, por eso ocurrió su fallecimiento.


2.- Una montaña de 3,500 metros de altura al que tienen que subir niños, púberes, treintones y cuarentones y ancianos, y los que llegan a la cima, ¡bien por ellos!, y los no lo logran, ¡qué pena, no resistieron! ¡Tendrán que resignarse a ser abandonados a su suerte y morir!



3.- Una maratón de 42 kilómetros, donde los que logren llegar a la meta, ¡excelente!; mientras que los que colapsen en el camino, ¡qué pena! ¡Cómo no resistieron! Tendrán que resignarse abandonados tirados en la pista de carrera.

No es así

Del mismo modo que un cirujano competente tendrá mayores posibilidades de salvar la vida de un herido grave, un anestesiólogo capaz logrará las mejores condiciones para que el paciente en estado crítico pueda ser intervenido quirúrgicamente.


La anestesiología es una ciencia que abarca el manejo de drogas anestésicas y cardiovasculares, técnicas de reanimación, procedimientos de monitoreo avanzado, etc.

Para cada paciente existe una anestesia, no obstante cuán crítica sea su condición. El anestesiólogo explicará a pacientes y/o familiares los riesgos que el procedimiento conlleva.

La administración de anestesian no es la simple puesta en acción de un interruptor "ON/OFF" que abre y cierra el flujo de un anestésico a una dosis estándar esperando a que pacientes sanos la "resistan" y sobreviva a la operación y conformándonos con que pacientes graves no lo logren y que fallezcan de modo irremediable.

domingo, 14 de diciembre de 2014

La frase "el paciente falleció porque no resistió la anestesia": gran mentira (1)


¿Cuantas veces hemos escuchado la frase "el paciente falleció porque no resistió la anestesia"? ¿Es la anestesia una droga o técnica médica únicas y estándar para todo tipo de paciente, de modo que quien la resista, muy bien, y quien no pudo, mala suerte?

En los próximos posts daremos las respuestas, pero iremos adelantando que hay una anestesia para cada paciente por más delicada que sea su condición.

Leamos el siguiente reporte periodístico.



Murió adolescente al no resistir la anestesia
11-12-2011
Carlos Javier Ortega (16) laboraba junto a su padre como ayudante de chofer de un camión de ferretería. El pasado jueves ambos estaban terminando de hacer una entrega cuando Carlos observó que se acercaba un sujeto a pie con un arma. Para el momento en el que su padre, en un desesperado intento por salvarlo, arrancó el auto, ya su hijo estaba herido.
El hecho se produjo en Santa Cruz, sector Barrialito, cuando Ortega fue herido en el hombro por un sujeto desconocido, quien sin mediar palabra le disparó. El padre del joven lo trasladó hasta el Hospital Central de Maracay para ser atendido por los galenos de guardia.
Víctor Ortega, tío del fallecido, explicó que su sobrino fue llevado al hospital el jueves a las 4:45 de la tarde y fue el viernes a las 6:30 cuando falleció. Aunque la madre del joven indicó que ya su hijo estaba estable y reconocía a las personas, apuntó que no resistió la anestesia que le fue colocada para realizar una tomografía.
“El disparo le entró por el hombro, le salió y volvió entrar por la mejilla y se le alojó en la cabeza, por lo que los médicos indicaron una tomografía para saber su estado, pero ya estaba mejorando. Él vio cuando venía el tipo y le dijo a su papá, él le respondió que no los iban a robar porque ellos no cargaban nada de valor”, declaró la madre del fallecido.
Se pudo conocer que el joven no tenía problemas con nadie, sin embargo, estaba al tanto de una situación con un teléfono robado, aunque no se descarta ninguna hipótesis. YRF

Continúa en el próximo post:

jueves, 11 de diciembre de 2014

Descuidos por los que puede complicarse una operación de manga gástrica (Cirugía Bariátrica). Parte 2


Viene del post anterior: http://elanestesiologo.blogspot.com/2014/12/descuidos-por-los-que-puede-complicarse.html

La cirugía bariátrica puede tener diversas complicaciones. Al respecto comparto con ustedes el siguiente interesante enlace.

Complicaciones de la cirugía bariátrica

No se puede concluir sin pruebas que haya existido mala praxis de parte de algún especialista (cirujano, anestesiólogo, intensivista) en el caso de la joven lamentablemente fallecida tras ser operada de manga gástrica. Pero es importante mencionar que para una óptima y segura práctica de la cirugía bariátrica se deben cumplir algunas condiciones que, al ser respetadas, evitan que el riesgo perioperatorio del obeso mórbido se eleve innecesariamente.

De este tema nos hemos ocupado anteriormente en el blog. Los invito a visitar el siguiente post.

Condiciones a cumplir para una exitosa cirugía bariátrica

Las investigaciones de la fiscalía y la policía determinarán si hubo negligencia o no. En un intento de hallar a los responsables de esta complicación fatal, es que formulamos las siguientes preguntas:

Reproducido del diario "La República"

1.-¿Era la mesa de operaciones adecuada para una paciente de más de 120 kg. de peso?

 La mesa de quirófano debe ser más ancha que para operados no obesos. Una buena posición de la paciente y el evitar que partes del cuerpo del obeso sobresalgan de una mesa de operaciones común favorece el desempeño de cirujanos y anestestesiólogo, así como previene que la vía intravenosa pueda desprenderse de alguno de los brazos.

2.- ¿Tuvo la oportunidad la paciente de elegir a su anestesiólogo?

En estos casos se requiere de un anestesiólogo competente, capaz de hacer frente a todas las potenciales complicaciones cardiovasculares, respiratorias, metabólicas y de la intubación traqueal, a las que está muy expuesto el obeso mórbido. Por otro lado, es muy recomendable la participación de unn anestesiólogo capaz de colocar una vía venosa central, por la dificultad existente en los obesos para canular una vena periférica.

Dificultad en el manejo de la vía aérea en el paciente obeso mórbido

3.- ¿Tiene la cínica Maison de Sante una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) adecuada para tratar con buena probabilidad de éxito las potenciales complicaciones graves posteriores a una cirugía bariátrica?

El obeso mórbido tiene buena chance de presentar leves a moderadas complicaciones respiratorias, cardíacas, etc. que fácilmente se pueden resolver tras una corta estancia en una UCI adecuadamente equipada.

4.- ¿A cuánto ascendían los honorarios médicos del anestesiólogo por tan compleja anestesia?

 Como cualquier especialista médico experto y competente, el anestesiólogo que va a atender a un obeso mórbido suele cobrar honorarios justos. Desconfíe de un anestesiólogo que se conforma con una suma irrisoria (en la última clínica en la que trabajé en Lima, los honorarios que nos ofrecían por una anestesia para manga gástrica eran de sólo 100 dólares americanos).

viernes, 5 de diciembre de 2014

Descuidos por los que puede complicarse una operación de manga gástrica (Cirugía Bariátrica). Parte 1


Los obesos mórbidos son, por sus características anatómicas y enfermedades presentes, pacientes de muy alto riesgo en anestesiología. En los próximos post vamos a explicar cómo es que pueden ocurrir complicaciones en cirugía de manga gástrica y qué precauciones hay que tomar para prevenirlas.


Mujer muere tras colocarse manga gástrica
Lunes 29 de octubre del 2012 | 06:31
Familia de Frida Vaccari denuncia que fue víctima de una negligencia médica en clínica de Chorrillos. Galeno que la intervino no fue capaz de controlar la fiebre ni de detectar infección que sufría.

PRUEBAS. La necropsia de Frida Vaccari revela que tenía una inflamación en el peritoneo. (Rochi León)
El médico nos indicó que murió por una embolia

Quería perder peso. Por esta razón, se sometió a la cirugía de manga gástrica que tanto le habían recomendado. Lamentablemente, a los 11 días de la intervención, su salud se deterioró y falleció.

La familia de Frida Vaccari Saettone (24) denunció que la joven murió por una presunta negligencia médica, cometida por Pedro Villagra, encargado de la operación.

Todo comenzó el 27 de setiembre. Ese día, Frida Vaccari fue operada en la clínica Maison de Santé de Chorrillos.

Luego de la cirugía, el doctor Villagra le dijo a la familia de la joven que esta había perdido mucha sangre porque le había cortado una venita de casualidad. “Nos aseguró que esto no generaría mayores problemas”, manifestó Carla Vaccari, hermana de la occisa.

De retorno a su casa, Frida tuvo graves cuadros de fiebre. Por eso, el 8 de octubre fue internada nuevamente al mencionado centro de salud.

Villagra aseguró que debían colocarle una sonda, pues el estómago se había movido. Para esto –de acuerdo con el galeno– era necesario llevarla a la clínica Las Américas, en Lince, donde fue atendida por el médico Jesús Tan.

Luego de esto, Frida Vaccari retornó a la clínica Maison de Santé, en la que Villagra les explicó a los parientes de la muchacha que se le había encontrado líquido almacenado en la cavidad abdominal y que iba a limpiar la zona.

Durante el procedimiento, Frida murió por un paro cardíaco. “El médico nos indicó que murió por una embolia”, manifestó Carla. También refirió que el galeno negó que se trate de una negligencia.

La necropsia realizada en el Instituto Arias Stella revela que Frida falleció por sepsis abdominal, producida por una inflamación en el peritoneo. Esta infección se habría originado por una mala praxis.

SABÍA QUE

- Al día siguiente de la operación, el doctor Villagra visitó a Frida en su casa, ubicada en Surco. Solo le recetó inyecciones, las que no controlaron la fiebre que padecía.

- La familia denunció a los dos médicos que atendieron a Frida ante la Fiscalía. También presentarán una demanda en Indecopi.

- Además, comentó que la clínica Maison de Santé negó que tenga cualquier responsabilidad.

Continúa en el próximo post: Complicaciones en una cirugía de manga gástrica (2)

jueves, 4 de diciembre de 2014

Cosas importantes sobre la anestesia en tomografía y resonancia magnética en niños (2)


Viene del post anterior: Cosas importantes sobre la anestesia en TAC y RM en niños (1)

Un golpe muy fuerte en la cabeza (traumatismo encéfalo-craneano moderado/severo) podría producir una intensa hinchazón del cerebro (edema cerebral) cuyo tratamiento es médico, o un "coágulo" dentro del cráneo (hematoma intracraneano), cuyo tratamiento suele ser quirúrgico.


En ambos casos el resultado será una intensa compresión del cerebro dentro del cráneo produciéndose lesiones severas de estructuras importantes del sistema nervioso central que pueden causar la muerte.

Estas lesiones se manifiestan a través de un cuadro clínico caracterizado por suma irritabilidad, letargia, náuseas, vómitos explosivos, rigidez. O sea, síntomas muy aparatosos, que no dejan duda alguna de que algo grave está sucediendo con el niño que acaba de golpearse la cabeza.
Pero, si su hijo ha tenido un golpe leve y no tiene ninguno de los síntomas anotados y, en cambio, llora enérgicamente por sus alimentos, está activo (si es lactante) o puede caminar sin dificultad y le ruega dejar la clínica para ir a casa, entonces no tiene ni edema ni coágulos cerebrales y no necesita TAC ni  RM. Dejándolo en la sala de observación algunas horas se descartará cualquier problema neurológico posterior al golpe de cabeza y se evitarán los riesgos de una TAC o RM innecesarias.


Para la anestesia general no será obligatoria una técnica muy sofisticada. Será simple pero segura. No hace falta intubar la tráquea en la mayoría de casos, simplemente se utilizará una mascarilla para dormir al paciente respirando oxígeno más anestésico, se canalizará una vena periférica para administrar sustancia de contraste (si está indicada) y su niño permanecerá inmóvil durante el procedimiento y se despertará a los pocos minutos de finalizado el mismo.

Por supuesto que lo anterior es tarea para un anestesiólogo competente y de experiencia.

Cosas importantes sobre la anestesia en tomografía y resonancia magnética en niños (1)


Viene del post anterior: Prólogo a "cosas importantes sobre la anestesia en TAC y RM

La tomografía axial computarizada (TAC) y la resonancia magnética (RM) son métodos auxiliares de diagnóstico por imágenes útiles en diversidad de especialidades médicas. Pacientes adultos, en su gran mayoría, puede someterse a ellos sin dificultad alguna; uno que otro necesitará sedación si sufre de claustrofobia, por ejemplo, o anestesia general si padece algún desorden del sistema nervioso central como convulsiones, meningitis, etc.

Los niños, en cambio, necesitan de anestesia general para una TAC o RM porque no van a colaborar con el procedimiento: el frío, la oscuridad, la sensación de encierro harán que sea incapaz de estar quieto, haciendo imposible la obtención de buenas imágenes diagnósticas. Una TAC requiere unos diez minutos aproximadamente para completarse, mientras que una RM necesita un promedio de 45 minutos.


Un paréntesis para una reflexión. Cruzar a nado este caudaloso río tiene un riesgo que no vale la pena correrlo si es que vamos a la otra orilla, digamos, a recoger frutas silvestres. Pero si el fin es rescatar a un ser humano en peligro de ahogarse, ahí sí valdrá la pena correr el riesgo de atravesar esas turbulentas aguas.


La TAC y RM son procedimientos simples e inocuos en niños, pero adquieren los riesgos de la anestesia general. Si la TAC o RM son realmente necesarias para aclarar el diagnóstico de una enfermedad importante, valdrá la pena correr el riesgo de la anestesia general, que será aceptable en manos de un profesional competente.


Los niños frecuentemente se caen de la cuna, de las escaleras, de una silla y sufren traumatismos leves en la cabeza que no requieren mayor tratamiento. Bastan unas horas de observación y un analgésico oral hasta confirmar que no se presentan síntomas que sugieren daño cerebral moderado o severo. El problema sucede cuando, ya sea por incompetencia o intención mercantilista, un médico indica una TAC o RM cerebral innecesaria a un niño que no presenta síntomas de enfermedad del sistema nervioso central.

Continúa en el próximo post:

Prólogo a "cosas importantes sobre la anestesia en tomografía y resonancia magnética en niños": muerte de un bebé tras sedación para tomografía


Con frecuencia el anestesiólogo es llamado para administrar una anestesia general a un niño pequeño a quien se va a realizar una resonancia magnética (RM) o tomografía (TAC) cerebral. Erróneamente se le dice a los padres que el procedimiento se efectúa bajo una simple "sedación", lo cual no es exacto.

Y sucede también que muchas veces la RM o TAC cerebral no están bien indicadas. Como anestesiólogo he visto a mis niños pacientes despiertos, lúcidos, pidiendo comida y ser llevados a casa e, incluso, jugando con los padres -ningún signo clínico de patología neurológica severa- en los momentos previos al procedimiento.

En RM y TAC cerebral en niños pequeños están presentes los riegos de la anestesia general, por lo tanto deben estar adecuadamente indicadas.

A continuación, un caso al respecto.

Investigan la muerte de un bebé de siete meses al sedarlo para realizar un escáner
PADRES. Alfredo Pérez y Patricia del Río, a las puertas del tanatorio gijonés. / P. UCHA

GIJÓN
Investigan la muerte de un bebé de siete meses al sedarlo para realizar un escáner
Los padres acusan a un hospital asturiano de incurrir en «negligencia médica»
O. SUÁREZ / L. FONSECA
El Hospital Central de Asturias ha abierto una investigación interna para determinar las causas de la muerte de un bebé de siete meses que falleció en la tarde del viernes tras administrarle sedación para someterle a un escáner craneal. Los padres del menor, vecinos de Gijón, han denunciado los hechos ante el Cuerpo Nacional de Policía por una presunta negligencia médica, ya que lo que se presentaba como «una prueba rutinaria» acabó convirtiéndose en una tragedia.

Los hechos tuvieron lugar el pasado viernes por la tarde. Alfredo Pérez y Patricia del Río llevaron a su hijo al centro hospitalario ovetense preocupados por un abultamiento que
presentaba el niño en la cabeza. El bebé, de nombre Aleix, había sido diagnosticado cuatro meses antes con el 'síndrome de ojos de gato' y tenía cita con el neurocirujano en julio, si bien el especialista que les atendía les emplazó a llevarlo a consulta si notaban alguna anomalía. El facultativo consideró oportuno realizarle una ecografía craneal y un escáner.

«El niño estaba riéndose y no paraba quieto; intentaron hacerle el escáner sin anestesia pero se movía, así que decidieron sedarlo», relata el padre. El protocolo médico para este tipo de pruebas recoge que un progenitor o tutor del menor debe estar presente durante el examen. La madre entró con el bebé en brazos y lo dejó en la camilla. «Le habían puesto una vía y nada más enchufarle la anestesia Aleix se quedó con los ojos en blanco. Todos los que estaban en la sala comenzaron a ponerse nerviosos, me mandaron salir y entonces a él se lo llevaron a la Unidad de Cuidados Intensivos. Todos los aparatos pitaban y se montó un revuelo muy grande», explica.

Parada cardiorrespiratoria.
Fuentes hospitalarias confirmaron que el bebé entró en parada cardiorrespiratoria nada más al ser sedado. Llegó a la UCI Pediátrica del Materno-Infantil con constantes vitales pero el pequeño sufrió una nueva parada y falleció a las 22.30 horas, tal y como se recoge en el informe médico. «Salió la anestesista y nos dijo que el niño había muerto, que no sabía la causa y que habría que esperar a que le realizasen la autopsia. Se nos cayó el mundo encima», apuntan los padres, quienes velaron el cuerpo del pequeño en el tanatorio el pasado sábado. La madre sacó fuerzas y entró a ver a su hijo. «Estaba hinchado, irreconocible, y sangraba por todos los sitios», dice.


Alfredo Pérez telefoneó a la Policía desde el propio hospital. «La justicia tiene que intervenir. Ha sido una negligencia y tienen que pagar por ello», denuncia el joven. Agentes del Cuerpo Nacional de Policía se personaron en el Hospital Central de Asturias, según apuntan los familiares de Aleix Pérez del Río. Los policías recogieron los informes médicos y la identidad del personal que intervino en el proceso. Hasta dentro de 15 días no se conocerá el resultado de la autopsia.

El hospital ha abierto una investigación interna. Alfredo Pérez y Patricia del Río aseguran que no dieron su consentimiento por escrito para que el niño fuese sometido a sedación. «No firmamos absolutamente nada y eso está recogido en la denuncia. El único papel que nos dieron fue en enero cuando le pusieron anestesia para hacerle una resonancia magnética y otro escáner», dicen.

Continúa en el próximo post: Anestesia para TAC y RM cerebral en niños pequeños (1)

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Cosas que debe saber sobre la anestesia en niños (2)


Viene del post anterior: Cosas que debe saber sobre la anestesia en niños (1)

Durante la cirugía

A menor edad y tamaño del paciente quirúrgico pediátrico se requiere mayor preparación, habilidad y experiencia del anestesiólogo. Esto es porque procedimientos como la intubación traqueal y la canulación intravenosa periférica son mas difíciles en recién nacidos. De igual manera, los niños de menor edad son los más susceptibles a daño cerebral ante cualquier eventualidad o complicación durante la intervención quirúrgica.

Tubos endotraqueales
En niños siempre se administra anestesia general puesto que ellos no van a colaborar durante ningún procedimiento, requisito indispensable para recibir sedación. Según el tipo, complejidad, duración de la operación se utilizarán técnicas como la intubación traqueal o colocación de máscara laríngea o, simplemente, se hará respirar al paciente mediante una mascarilla.

Máscaras laríngeas
También, de acuerdo a la especialidad de la cirugía (otorrino, tórax, cardíaca, abdominal, etc.) se utilizará una combinación de fármacos hipnóticos, analgésicos narcóticos y relajantes musculares para proveer un buen plan anestésico y evitar sobredosis de fármacos cuando se usan como "agente único". Existe la mala costumbre en algunos anestesiólogos de utilizar un agente hipnótico inhalatorio único en alta dosis, prescindiendo de drogas analgésicas. Si bien es cierto que así se logra tener al niño inmóvil y sin respuesta a los "cortes" del cirujano, una vez despierto éste sentirá el más horrible de los dolores y presentará una agitación espantosa.


Despertar de la anestesia

Un niño debe despertar de la anestesia respirando bien y sin dolor, mucho mejor con una leve somnolencia (algo dormido), pues un niño "muy despierto" va a comenzar a llorar de hambre (no olvidemos que ha ayunado varias horas antes de la cirugía) o por miedo a "desconocídos" (personal de salas de operaciones y de recuperación). Un pequeño paciente dormido tal cual estuviera en su cuna (se recuesta en decúbito lateral, buscando su comodidad) y que respira muy bien nos muestra que la anestesia ha sido exitosa.


Un niño que sale del quirófano llorando y agitado puede hacerse daño al golpearse contra las barandas de la camilla, se puede quitar el aún necesario catéter endovenoso (¡qué difícil va a ser colocarle uno nuevo!) o hacer que se desprendan los apósitos que cubren las heridas operatorias y ocurran infecciones.

Estimado visitante, ¿se da usted cuenta qué importante es elegir un buen anestesiólogo en anestesia pediátrica?

Cosas que debe saber sobre la anestesia en niños (1)


Viene del post anterior: Prólogo: cosas que debe saber sobre la anestesia en niños

La anestesia pediátrica es el punto débil de muchos anestesistas. Su incompetencia y extremado nerviosismo de alguna manera no les impide administrar anestesia a pacientes adultos, aunque sea a trompicones y con muchos sobresaltos.

Pero su mediocridad les impedirá administrar anestesia a niños, porque en anestesia pediátrica se requiere conocimientos, técnica depurada, inventiva y, sobretodo, mucho cariño por el pequeño y notoriamente angustiado paciente. Desde una pequeña dosis de hipnótico vía oral, para facilitar la canulación de vena periférica o para hacer lo menos traumática la separación de la madre, pasando por una impecable técnica anestésica durante la cirugía, hasta un despertar tranquilo con buena función motora y respiratoria y sin dolor.

En el "prólogo" a esta serie de posts se hizo hincapié a la importancia de elegir un buen anestesiólogo en anestesia pediátrica. Un anestesista incompetente con una técnica anestésica calamitosa puede altera la secuencia natural de que "los hijos deben enterrar a los padres" y no al revés.


La pre-anestesia

Es, tal vez, la fase que requiere más técnica e inspiración de parte del anestesiólogo. El niño llega aterrado a sala de operaciones ante la idea de que van a pincharle un brazo o que van a separarlo de su mamá. En este caso una alternativa es la administración de un sedante por vía oral como el hidrato de cloral o una preparación de midazolam (en una solución dulce) que resulta en un niño somnoliento que no opone mucha resistencia a la canulación de una vena periférica o que no se da cuenta de la separación de su mamá o papá.


Pero la manera más común de iniciar una anestesia pediátrica es la "inducción con mascarilla". Con la mamá o el papá en el quirófano consolando al niño (mientras sea posible y no haya contraindicación), se lo invitará a respirar una mascarilla por la que viene oxígeno mezclado con anestésico (el sevoflurano tiene un olor "dulzón" y no es irritante) y se quedará segura y profundamente dormido en algunos segundos. En ese momento el progenitor abandona el quirófano y el anestesiólogo continuará con la monitorización y la colocación de un catéter endovenoso y la anestesia en sí.


Aún en manos muy expertas, la canulación de una vena periférica (pinchar un brazo o una mano) para un niño pequeño es una experiencia muy traumática, por eso pensamos que es preferible hacerlo bajo anestesia. Al inhalar oxígeno mezclado con anestésico el pequeño paciente nunca tendrá sensación de sofocación alguna, pues estará respirando fundamentalmente oxígeno, al igual que un buzo bajo el agua o un pasajero de avión al que le brindan una mascarilla por algún incidente durante el vuelo.


Continuará en el próximo post.

Prólogo a "cosas que debe saber sobre la anestesia en niños"


La anestesia para cirugía pediátrica (en niños) es cosa seria. Requiere los mayores conocimiento, destreza y experiencia de parte del anestesiólogo. De ninguna manera se trata de una anestesia para adultos "diminuta" o "reducida" aplicada a un niño.

Los accidentes en anestesia pediátrica son perfectamente evitables en manos de un especialista competente. Va para ustedes un caso interesante de complicación fatal con el fin de ilustrar nuestra explicación en los próximos dos posts.


Los hijos, por orden cronológico y natural, deben enterrar a sus padres y eso ocurre en la gran mayoría de los casos; pero hay casos emblemáticos en que los padres debieron enterrar a sus hijos, sobre todo cuando son víctimas de algún accidente o asesinados por algún delincuente, o hayan muerto en una catástrofe como Cromagnon, por poner un mal ejemplo. El dolor de los padres al enterrar un hijo es indescifrable y la incomprensión es mayúscula. No se halla consuelo y nacen entonces mil y una preguntas: ¿ Dónde nos descuidamos?, ¿por qué no controlamos a dónde van?, ¿o si era tan pequeño por qué no lo cuidamos como corresponde?

Niño que ingresó al Rebagliati por extracción dental murió de paro cardíaco
El menor, quien padecía un síndrome cardiovascular, murió 8 días después de reaccionar mal a la anestesia que le aplicaron
Sábado 20 de agosto de 2011 - 11:10 pm
Un niño de 8 años, de iniciales M.C.B, falleció hoy en el hospital Edgardo Rebagliati, al que había ingresado para ser operado el 12 de agosto pasado por una extracción dental al presentar caries.
El padre del pequeño, Mario Bereche Valladolid, informó que su hijo padecía del Síndrome de Williams, mal cardiovascular congénito, por lo que un doctor le recomendó que sea intervenido mejor en una sala de operaciones.
“(…) A la media hora le da un paro porque le habían puesto anestesia (…) Los doctores tenían conocimiento que mi hijo no iba a aguantar la anestesia ¿Quiénes le autorizaron hacer eso? (…) Está muerto mi hijo”, denunció en declaraciones a RPP.

VERSIÓN DEL HOSPITAL
La Gerencia de la Red Asistencial Rebagliati confirmó esta noche que debido a la enfermedad del menor, que produce “comunicación intraventricular, hipertensión pulmonar y estenosis pulmonar”, este tenía que ser operado.
Pero, en un comunicado, detalló que “al ser anestesiado, el niño hizo un paro cardiorespiratorio. Inmediatamente, el personal médico lo reanimó, fue hospitalizado en la Unidad de Cuidados Críticos y posteriormente en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos”.
“El síndrome post paro provocó una disfunción orgánica múltiple de la que el menor no se pudo recuperar y su deceso ocurrió el día de hoy sábado 20 de agosto, a las 5:05 p.m.”, indica también el nosocomio de Essalud.
Cabe resaltar que, según refirió el padre, se esperaba que el niño sea trasladado al Instituto Nacional del Corazón (Incor); pero esto no se pudo por problemas administrativos.
Por su parte, el decano del Colegio Médico del Perú, Ciro Maguiña, pidió que se investiguen las causas del trágico hecho.

Continúa en el próximo post: Cosas que debe saber sobre la anestesia en niños (1)

martes, 2 de diciembre de 2014

El anestesiólogo no puede suspender una cirugía de urgencia no obstante enfermedad grave del paciente


Es común suspender una cirugía electiva por enfermedad severa del paciente. Por ejemplo, una artroscopía de rodilla por lesión de meniscos no puede realizarse si el paciente cursa con una enfermedad viral aguda como hepatitis A o gripe "porcina".

Pero una cirugía de urgencia como la apendicectomía (la apendicitis aguda si no se resuelve se convierte en la letal peritonitis) no se puede suspender aunque el paciente se encuentre en malas condiciones.

He aquí un caso muy interesante al respecto.



Publicado el: "04/01/2013"
Director de Essalud niega negligencia médica en fallecimiento de docente
OPERACIÓN SE HIZO CON AUTORIZACIÓN DE LA MISMA PACIENTE

Moyobamba. Tras la denuncia sobre supuesta negligencia de los médicos de Essalud en agravio a María Olga Cubas Sánchez, quien  falleció después  de acudir  a dicho nosocomio  con los síntoma del Dengue, el director de la red  asistencial de Essalud de Moyobamba, Dr.  Edilberto Yuri Vilca Rojas, convocó a una conferencia de prensa para  explicar y deslindar  responsabilidad de la institución sobre la denuncia de supuesta negligencia médica interpuesta por los familiares.
Los galenos que convocaron  a dicha conferencia, asistieron sin contar con ninguna documentación que argumente el motivo del fallecimiento de la paciente, el director de la red de Essalud dijo estar  a la espera del informe  del Hospital de Essalud de Tarapoto para determinar  las razones del deceso de la docente.
Además, el funcionario de la red asistencial de Essalud  dijo que  la paciente  ha sido intervenida quirúrgicamente bajo su propia autorización quien se encontraba en pleno uso de sus facultades mentales y psicológicas, en este sentido, los médicos actuaron dentro del protocolo , manifestando que, para que una paciente sea operada se llena un formato  de consentimiento firmado por ella misma
Aseguraron que María Olga Cubas Sánchez acudió  al nosocomio presentando un cuadro apendicitis aguda y el reporte  operativo indica que la paciente tenia apendicitis aguda flemonosa  retro ascendente, el apéndice estaba situado detrás del colon, por lo demás , señalaron que la operación  se realizó dentro de los parámetros técnica y quirúrgicamente habitual, asimismo lamentaron el deceso de la docente pero no dieron  mayores razones sobre a quien  recaería la responsabilidad de esta denuncia.(R. Chumbe)

Pese a padecer de una infección viral aguda y potencialmente mortal como es el dengue, la apendicectomía de la paciente María Olga Cubas Sánchez no podía demorar. Es cierto que el pronóstico era reservado, pero los médicos hicieron bien en operarla con una previa explicación detallada del elevado riesgo perioperatorio, una historia clínica completa y la hoja de consentimiento informado debidamente firmada.

Si la historia clínica está en orden no procedería ninguna demanda judicial por mala praxis. Todo apunta a que la causa del fallecimiento de la paciente fue el dengue.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...