domingo, 27 de julio de 2014

Importante para pacientes. Cómo detectar a un anestesista incompetente: frases típicas que lo delatan


Luego de veinte años de ejercicio de la anestesiología (incluidos los tres años de residencia médica) tengo que reconocer que los anestesiólogos no somos tan famosos para el público como otros especialistas que trabajan en sala de operaciones.

Los pacientes llegan al hospital o la clínica ya con los nombres de sus cirujanos, traumatólogos, oftalmólogos, urólogos recomendados en la mente, pero apenas saben que el anestesiólogo que los a atender es el colega a quien el destino y el rol de turnos los puso milagrosa o desgraciadamente (según el desenlace del acto anestésico) en sus caminos.

Los cirujanos competentes son famosos, los anestesiólogos competentes no tanto. Debe ser porque nuestro principal ambiente de trabajo es la aislada e impenetrable sala de operaciones.

Ahora, el problema está en que así como los buenos anestesiólogos no son fácilmente reconocidos tampoco lo son los incompetentes. Por tal motivo a continuación presentamos ocho frases frecuentes cuya mediocridad mueve a muchos colegas de especialidad expresar durante su labor en sala de operaciones.

1.- ¿Cómo, la niña con apendicitis ha comido? ¡No! ¡De ninguna manera! ¡Se posterga la operación!

Estimado visitante: las cirugías de urgencia (las verdaderas, por supuesto) NO pueden postergarse. Deben efectuarse a la brevedad aún cuando el paciente tenga "estómago lleno", padezca de una enfermedad cardíaca severa (en espera de corrección quirúrgica) o sea presa de un ataque de asma.


Si, en este ejemplo, esperamos que se subsanen los inconvenientes señalados, la apendicitis se convertirá en peritonitis (que puede dejar como secuela infertilidad) y la niña estará en peligro de llegar a septicemia y de fallecer. El anestesiólogo está preparado para manejar con éxito, con mínima posibilidad de daño (neumonia por aspiración, por ejemplo) estas y otras situaciones de suma urgencia.

2.- "Al paciente que se va a de próstata le hicieron tres by-pass coronarios hace dos años. No le doy anestesia si no está el cardiólogo en sala".

Este paciente muy probablemente está en buenas condiciones para la intervención, a pesar de sus antecedentes. Y ha solucionado su problema cardíaco (la le operaron las arterias coronarias ocluidas) para poder operarse, por fin, de la próstata inflamada que tantas molestias debe causarle. Ha dejado de tomar su indispensable aspirina una semana antes. ¿Se va a suspender la cirugía? De ninguna manera.


Puede suceder que ocurra uno que otro leve apremio cardiológico durante la cirugía (arritmias benignas, hipertensión, hipotensión leves), que tranquilamente puede manejar un anestesiólogo general competente y, si se requiere alguna ayuda experta, para eso está el  jefe de anestesia. Llamen al cardiólogo cuando sea justo y necesario. Como anestesiólogos no pasemos tal vergüenza ni mostremos tanta incompetencia.

3.- "Esa viejita portadora del absceso intraabdominal con coagulación intravascular diseminada tiene el perfil de coagulación alterado. Que le pasen plasma, que le "compensen" el sistema de la coagulación y más tarde el cirujano le podrá drenar su absceso".

La única manera de "compensar" a esta paciente es sacando ese absceso del abdomen, que está causando esa grosera alteración de la coagulación. Si no se actúa de inmediato la muerte va a llegar irremediablemente. Es cierto que se trata de un caso de alta mortalidad, pero hay que pelear hasta el final. Una vez fuera el absceso, con soporte vital avanzado en UCI, se pueda tal vez lograr una compensación. Hasta ahí misión cumplida para el anestesiólogo.


4.- "Señora, si bien es cierto que su hijito se ve sano, como usted es asmática por ese antecedente no podrán iniciar la cirugía de su hernia hasta que no le hagan riesgo neumológico".

El "riesgo neumológico" (evaluación preoperatoria del neumólogo al paciente quirúrgico), no proporciona información adicional relevante que el anestesiólogo no tenga ya producto de la revisión la historia clínica y de los conocimientos obtenidos en su residentado médico. El anestesiólogo el especialista más experto en manejo de vía aérea en el paciente con enfermedad pulmonar? El niño luce clínicamente sano, así que la cirugía procede pero siempre preparándonos a actuar en caso de cualquier eventualidad.


5.- "Sí, colega ginecóloga. Entiendo que la gestante está en expulsivo prolongado, el feto está en bradicardia, sí, claro. Pero si no me trae el riesgo quirúrgico no le pongo la anestesia".

Hay situaciones como esta donde, acudiendo a la "balanza" del riesgo/beneficio, se pueden obviar algunas normas del preoperatorio (resultados de análisis, riesgo quirúrgico) debido a lo urgente (¡no se puede demorar más!) de la cirugía. Si falta el llenado de la historia clínica, el resultado de la hemoglobina o la radiografía de tórax o el riesgo quirúrgico se debe proceder a la operación en el acto.


Si esperamos que se complete la historia, los resultados de "análisis" y el riesgo quirúrgico a esa hora ya pueden haber fallecido madre y bebé.

6.- "Colega cirujano, su paciente gravísimo y casi moribundo ya está anestesiado. Así que se me apura porque sólo tiene usted veinte minutos para operarlo. ¡Y ni se le ocurra pedirme que le administre relajantes!

No importa el estado de gravedad del paciente a operarse es deber del anestesiólogo aliviar el dolor quirúrgico, brindar buenas condiciones para la cirugía y mantener, en los aspectos respiratorio y hemodinámico, estable y compensado al paciente, el tiempo que sea necesario para corregir quirúrgicamente su enfermedad.


La situación no hace sino empeorar con un anestesiólogo en pánico presionando de manera inapropiada al cirujanos. Mientras más problemas tenga y más grave esté el paciente, se necesitará un anestesiólogo de mayor capacidad y experiencia y, muy importante, de nervios de acero.

7.- ¡Señora, ya pues! ¡Colabore con la anestesia epidural para su cesárea! ¡No grite! ¡No respire! ¡Ni se mueva porque tiene una "agujota" clavada en la espalda!

¡Qué salvajada! No se puede tratar de esa manera a una gestante a punto de operarse. Uno debe ser siempre profesional y demostrar que está en control de la situación. El anestesiólogo que se siente competente se mantiene ecuánime y acusa solvencia aún en los momentos más críticos y con los pacientes más problemáticos.


En cambio, el anestesista que constantemente echa a los pacientes la culpa de sus propias limitaciones no hace más que exteriorizar su mediocridad.

8.- "Señorita, la operación le ha dolido porque usted es "resistente" a la anestesia epidural. Sí, efectivamente. Ah, y también convulsionó porque a usted es "alérgica" a la lidocaina. Dos motivos para que, a la siguiente vez, la operen con anestesia general".

¡Qué tal cobardía! Aunque parezca increíble existen anestesistas que para ocultar sus errores atribuyen a características de los pacientes la ocurrencia de complicaciones. Si cometemos alguna equivocación hay que ser honestos y decir al paciente que el evento presente en esta cirugía se debió a ésta y no tendría por qué suceder en un futuro procedimiento.


Ya lo sabe, estimado paciente o familiar. Si escucha a algún(a) anestesista decir alguna de la frases anteriores aléjese de él (ella).

viernes, 25 de julio de 2014

Anestesia general en cesárea (2)



Viene del post anterior: Anestesia general en cesárea parte 1

He aquí algunos "mitos" acerca de la anestesia general en cesárea:

1.- El recién nacido no va a llorar ni a respirar (neonato deprimido) por causa de los anestésicos generales.

NO NECESARIAMENTE. Hipnóticos y narcóticos administrados a dosis adecuada y en el momento preciso no deberían alcanzar niveles importantes en la sangre fetal y no tendrían por qué ocasionar depresión neonatal. Ahora, no olvidemos que se indica anestesia general en cesárea principalmente en casos de inminente asfixia fetal. Un "bebé que no respira" se debe a la patología obstétrica y no al tipo de anestesia utilizado.
También tiene que ver cuan rápido el cirujano extrae al feto. Cualquier demora innecesaria provocará que los anestésicos alcancen niveles importantes en sangre fetal y dará lugar a depresión neonatal.

2.- Es peligroso intubar a la paciente en la cesárea.

NADA QUE VER. Todo paciente quirúrgico con pérdida de conciencia (anestesia general) debe ser intubado para proteger la vía aérea de aspiración de contenido gástrico. La gestante, por naturaleza, tiene mayor posibilidad de sufrir esta complicación en el sistema respiratorio.


3.- La cirugía (cesárea) va a doler, pues la anestesia tiene que ser muy superficial para que no se deprima el bebé.

¡FALSO! Un anestesiólogo competente está en total capacidad de brindar una anestesia general en cesárea segura y confortable para madre y recién nacido.

Un final feliz (éxito) en una cesárea bajo anestesia general depende de la calidad en la actuación de los siguientes especialistas médicos:

I. Anestesiólogo. Dosis de anestésicos óptimas y en el momento justo. Intubación traqueal rápida y precisa.
II. Cirujano ginecólogo-obstetra. Extracción pronta del feto y técnica quirúrgica impecable.
III. Pediatra neonatólogo. Excelente manejo de la reanimación cardio-pulmonar en el recién nacido deprimido, ya sea por anestésicos o por la patología obstétrica de fondo.


Pacientes y familiares, estimado visitante, se preocupan, con toda razón, en buscar al mejor ginecólogo-obstetra para el tratamiento de embarazos complicados. No cree usted que lo mismo debería ser en cuanto a pediatra y anestesiólogo?

Anestesia general en cesárea (1)



Sabemos que la epidural es la anestesia de elección en la operación cesárea. Mas, en algunas situaciones (especialmente de emergencia), debemos administrar anestesia general como, por ejemplo:

1.- Peligro inminente de asfixia fetal: sufrimiento fetal agudo, bradicardia fetal.
El feto, por diversidad de razones, no recibe un aporte adecuado de oxìgeno y puede morir dentro del útero. Hay que extraerlo por cesárea a la brevedad posile, y los minutos que demora la epidural en ser colocada le pueden ser fatales.

2.-Peligro de caída brusca de la presión arterial con posibilidad de paro cardíaco: ruptura uterina, desprendimiento prematuro de placenta.
La gestante ha sufrido una hemorragia obstétrica severa y su presión sanguínea ha disminuído considerablemente. La epidural, por naturaleza, produce hipotensión arterial leve a moderada bien tolerada por la gestante "normal". En una embarazada con sangrado grave, una epidural podría producir hipotensión severa y arresto cardíaco.

3.- Enfermedad cardíaca:
Al igual que en (2) puede ocurrir paro cardíaco por hipotensión arterial severa causada por la suma de la epidural más la cardiopatía.

4.- Enfermedades en que está alterada la coagulación de la sangre:
El trauma producido por la aguja epidural, insignificante en gestantes "normales", a veces ocasiona un hematoma en la columna vertebral que puede comprimir la médula espinal dando lugar a paraplejia u otros transtornos neurológicos.

5.- Rechazo de la paciente a la anestesia epidural:
Si bien, los anestesiólogos, tratamos de convencer a todas las gestantes que van a cesárea de las ventajas de la epidural, no podemos obligar a recibirla a quien la rechaza. Por el contrario, debemos solucionar su problema administrándole una anestesia general confortable y segura.

6.- Fracaso en la epidural administrada:
Ningún anestesiólogo es infalible.


Los hipnóticos y narcóticos utilizados en anestesia general atraviesan la placenta y pueden "anestesiar" al recién nacido, deprimiendo su respiración y función cardiovascular. Felizmente, la participación de competentes cirujano, pediatra neonatólogo y anestesiólogo va a prevenir, en una buena proporción de casos, la aparición de graves complicaciones para la madre y/o el bebé y, en el caso de que ocurriesen, damos por descontado que estos calificados profesionales sabrán resolverlas con éxito.

Continuamos en el siguiente post.

jueves, 24 de julio de 2014

Todo sobre la anestesia epidural en la cesárea [4]


Resultado de imagen para epidural cesárea

Viene del post anterior: Epidural para cesárea parte 3


Existen señales que sugieren que la epidural para la cesárea ha sido bien colocada:

1.- La paciente refiere que siente sus piernas como "pesadas".

2.- La frecuencia cardíaca y la presión arterial disminuyen de manera moderada. Éstas señales anticipan una buena calidad del bloqueo epidural. Si la presión arterial disminuye de manera significativa (la aparición de náuseas lo anuncia) hay fármacos que nos permiten normalizarla sin mucha dificultad y sin malas consecuencias.


Si se ha utilizado lidocaina como anestésico el bloqueo debe durar alrededor de hora y media. Con levo-bupivacaina puede llegar a dos horas y media.

Posteriormente a la operación, a través del catéter epidural, se podrá administrar dosis analgésicas de anestésico local (lidocaina, levo-bupivacaina), una excelente manera de controlar el dolor postoperatorio. Por lo general, el catéter epidural se retira en un máximo de 48 horas.

La cefalea "post-epidural"

Tal vez la complicación más frecuente de la anestesia epidural es la cefalea post-punción accidental de la duramadre.


La duramadre es una de las tres meninges que cubre la médula espinal. Puesto que otra meninge, la aracnoides, está prácticamente pegada a ella, una perforación con la aguja de Tuohy ocasionará salida y pérdida de líquido céfalo-raquídeo.

Flecha verde muestra agujero post punción. Por ahí sale líquido céfalo-raquídeo, creando un "vacío" dentro del canal raquídeo que genera una "presión negativa" que provoca tracción de las meninges craneales y se traduce en la cefalea post epidural

Luego, una especie de "presión negativa" provocará tracción hacia abajo de las meninges craneales y se generará la típica cefalea post anestésica: Muy intensa a la incorporación, alivia al adoptar la posición supina (echado "boca arriba").


Felizmente, en la gran mayoría de casos, esta cefalea termina por sí sola a las 48 a 72 horas, sin dejar ninguna secuela. El mejor tratamiento es el reposo hasta el fin espontáneo del dolor de cabeza. Lo malo es que esta complicación, aunque no amenaza la vida, es realmente mortificante. Ni qué decir de los días extra de hospitalización hasta el fin de la cefalea. La anestesia regional pudo haber marchado muy bien, pero nadie se acuerda de ello, sólo recuerdan la fastidiosa cefalea causada por el anestesiólogo.

Dolor lumbar (lumbalgia) post epidural

Es poco frecuente. Puede ser ocasionada por un estiramiento excesivo de los ligamentos sacro-coxígeos al momento que la paciente se "arquea" demasiado para punzar con la aguja de Tuohy y se dan varias punciones. Se ve más cuando se utiliza la posición "sentado".



Esta complicación no es grave y cede a los pocos días. Se pueden utilizar drogas antiinflamatorias no esteroideas.


Existen otras complicaciones de la anestesia epidural. Un anestesiólogo competente las puede manejar con éxito. Creemos que no es necesario detallarlas, por ahora.

Todo sobre la anestesia epidural en la cesárea [3]


Viene del post anterior: Epidural para cesárea parte 2

En la visita pre-anestésica, además de revisar en la historia clínica antecedentes de enfermedades importantes, presencia de alergias, riesgo cardiovascular y resultados de exámenes de laboratorio, se debe explicar a la paciente sobre los detalles del acto anestésico. Mucho cuidado con gestantes portadoras de alteraciones respiratorias de origen alérgico, pues estornudos y tos persistentes e intensos podrían elevar la posibilidad de punzar la duramadre, con el consecuente peligro de complicaciones como cefalea post-anestésica o anestesia raquídea total.


No se indicará premedicación a base de sedantes ni hipnóticos por el evidente riesgo de depresión del recién nacido.

Una vez en sala de operaciones, se monitorizará (electrocardiograma, presión arterial no invasiva y oximetría de pulso) y canulará una vena periférica a la gestante (pre-hidratación con 500 cc de suero fisiologico para prevenir la caída brusca de la presión arterial).

Para este blogger, la posición ideal de la paciente al momento de la punción epidural es el decúbito lateral izquierdo. He aquí los motivos:


1.- Favorece la circulación sanguínea en madre y feto. El útero grávido deja de comprimir la vena cava inferior. Así, no disminuye el llenado del corazón ni el gasto cardíaco.

2.- Es más cómoda para la paciente. Además, en esta posición existe menor estiramiento de ligamentos que van del sacro al coxis y, por lo tanto, se tiene menor posibilidad de lumbalgia como complicación.

3.- Algo muy importante: puesto que nadie es infalible, de presentarse alguna de las complicaciones graves de la anestesia epidural (convulsiones por inyección intravascular inadvertida, anestesia raquídea total por punción inadvertida de la duramadre), es más fácil tratarla y darle solución con la paciente echada que con la paciente sentada y, peor aún, al filo de la cabecera de la mesa de operaciones. Esos segundos que se ganan al tener a la embarazada echada de costado (si está sentada se desploma, y se pierde tiempo valioso en echarla y acomodarla "boca arriba"), muchas veces son la diferencia entre una complicación resuelta y una letal.

Se limpiará la zona a punzar (y alrededores) con alcohol yodado o solución de yodo-povidona, se seleccionará el espacio intervertebral y se aplicará una pequeña dosis de anestesia local. Luego se introducirá la aguja de Tuohy (epidural) lentamente y con mucho cuidado (sobretodo si la cesárea no es de urgencia). No olvidemos que cualquier ser humano tiene miedo antes de una operación. Solicitemos amablemente su colaboración, expliquemos que sabemos de sus "nervios" y que tendremos la mayor de las paciencias. Si al limpiar la espalda con el frío alcohol o al inyectar la anestesia local la paciente no puede evitar moverse... ¿cuál es el problema?


Provoca vergüenza ajena ver a colegas o a enfermeras llamar duramente la atención a la gestante si reacciona "escondiendo" la espalda ante el frío de la solución antiséptica o el pinchazo en la piel. En ese momento no va a ocurrir ningún evento adverso. Más bien se le pedirá que avise si necesita moverse (para detenernos un momento en la introducción de la aguja de (Tuohy) y que permanezca lo más quieta posible en el momento que bordeamos el espacio epidural e inyectamos ahí el anestésico y coadyuvantes.


Una vez finalizada la administración del anestésico se podrá colocar un catéter epidural para control del dolor post-operatorio. Hay que estar muy atentos al monitor de funciones vitales, pues en una anestesia epidural exitosa no es infrecuente que caiga la presión arterial (hipotensión por bloqueo del sistema nervioso simpático) y se presente sensación nauseosa o vómitos. Estos serán fácilmente controlados normalizando la presión arterial con fluidos intravenosos o una droga vasoconstrictora.


Pues, ¡que se inicie la cesárea!

Todo sobre la anestesia epidural en la cesárea [2]


Viene del post anterior: Epidural para cesárea parte 1

Justo hemos terminado de administrar una anestesia epidural a una gestante. Estamos acomodándola en la posición supina y ella nos dice:

-Doctor, todavía siento mi cuerpo...-

Efectivamente. Durante la operación cesárea la paciente no va a perder la sensibilidad al tacto de la facultad de mover sus miembros inferiores. A la gestante le respondemos...

-Siempre va a sentir que la "tocan", que "mueven" su barriga- Y añadimos: Pero cuando corten con el bisturí usted va a sentir que por su piel pasa un objeto sin punta como la yema de un dedo.


¿Por qué sucede así?



En las dos figuras anteriores observamos cómo emergen raíces nerviosas (nervios raquídeos) de la médula espinal, que está protegida dentro de la columna vertebral. La flecha roja señala uno de los nervios a "anestesiar" por el anestésico local vertido en el espacio epidural.



Los efectos sobre las raíces nerviosas son progresivos, según la cantidad y concentración del anestésico empleado, afectándose en primer lugar las fibras nerviosas más finas y con menos mielina ( lipoproteina que envuelve fibras nerviosas facilitando la transmisión del impulso nervioso) y, por último, las fibras más gruesas y con más mielina. Así pues, se afectan, por este orden, las fibras sin mielina neurovegetativas y sensitivas y, después, las fibras con mielina sensitivas y motoras. A igual diámetro, las fibras sensitivas son bloqueadas antes que las motoras. 


En resumen y en lenguaje simple:

a) En la anestesia epidural se bloquean en primer lugar y en mayor intensidad, las fibras nerviosas que transmiten la sensibilidad dolorosa (la operación NO DUELE) y las que regulan la presión arterial y la frecuencia cardíaca (en una buena epidural DISMINUYEN, moderadamente, la presión y el pulso).

b) Las fibras que transmiten la sensibilidad táctil (sensación de que "tocan") y la movilidad de los músculos (se podrían mover las piernas) se bloquean en segundo lugar y en menor intensidad.



Es necesario explicar anticipadamente a la paciente de qué se trata su epidural para cesárea, para que no se asuste pensando que, al "sentir sus piernas" no está adecuadamente anestesiada y va a sufrir de dolor durante la operación. Tampoco debe cometerse el tonto error de "amarrar" los brazos de la gestante a los brazales de la mesa de operaciones, una vez colocada la epidural. Únicamente conseguiremos que crea que la operación le va a doler, de todas maneras, y la amarran para que sus movimientos de defensa ante el dolor no perturben a los cirujanos. Hay que avisar que los brazos no deben acercarse a la zona operatoria para prevenir su contaminación e indicar que si, por ejemplo, pica un ojo o la nariz, nos lo comunique para ayudar a solucionar esa pequeñísima incomodidad.

Todo sobre la anestesia epidural en la cesárea [1]




En la figura de arriba apreciamos las "capas" del abdomen que se deberán cortar para llegar al segmento inferior del útero grávido antes de extraer al feto. Cada "capa" tiene una inervación para la trasmisión de la sensación de dolor, que va a ser bloqueada por la anestesia epidural administrada por el anestesiólogo.


El peritoneo parietal ("pegado" a la pared) tiene la inervación más alta. Es muy sensible a toda clase de estímulos. Viaja por fibras aferentes (que se dirigen a) de los 6 últimos nervios intercostales. El peritoneo visceral ("pegado" a las vísceras) es relativamente insensible, sólo registra estímulos si son muy intensos o prolongados, tipo tensión. Este dolor es vago y sordo, se localiza generalmente en la parte media del abdomen, mediado por inervación esplácnica (que está relacionado con las vísceras).


Hablando con simpleza y claridad (no olvidemos que este blog va dirigido al público en general) la "sensación" de dolor por manipulación o tracción del peritoneo llega hasta un poco antes del dermatoma T4 (zona de la médula espinal correspondiente a la cuarta vértebra torácica).

Por lo tanto, el bloqueo epidural para la cesárea debe llegar hasta el nivel de T4 (por debajo del busto, aproximadamente) para que en ningún momento duela la operación. Y eso se consigue haciendo la punción lumbar con la aguja de Tuohy (epidural) no por debajo del espacio entre las vértebras lumbares segunda y tercera (espacio L2-L3).


Si la punción es muy baja, se corre el riesgo de un bloqueo insuficiente. Nos explicamos. Comienza la cesárea y al incidir piel, grasa, fascia y al separar músculo no hay dolor. Pero al empezar la manipulación del peritoneo el dolor es intenso (a veces se "refleja" hacia la vagina) y comienzan los problemas. Hay que esperar que "salga" el bebé para poder administrar algún anestésico o analgésico narcótico intravenoso para complementar el bloqueo insuficiente, pues si se aplica antes podría deprimir al recién nacido.


Si algunas cesáreas duelen a pesar de la anestesia epidural es debido a bloqueo insuficiente por error en la técnica. No existen pacientes resistentes a la anestesia epidural. No existen, tampoco, gestantes a quienes no les hace efecto la epidural por "idiosincracia". Ha sucedido alguna falla en la administración de la anestesia. ¡No se deje engañar! La próxima vez le irá mucho mejor, no se preocupe.

Hay colegas que pueden opinar que colocamos una epidural innecesariamente "alta". Se puede discutir, mas no debemos olvidar que, especialmente en cesáreas donde no es tan sencillo aplicar sedantes intravenosos para complementar un mal bloqueo, es muy válido el precepto: "es preferible un bloqueo epidural más alto o más denso a uno insuficiente".


La explicación de las indicaciones de la operación cesárea corresponde a los colegas ginecólogos obstetras. En el próximo "post" continuamos.

Todo sobre la anestesia epidural en la cesárea [introducción]

La cesárea es una intervención quirúrgica de lo más frecuente y las posibilidades que a usted, estimada visitante, le toque pasar por una no son escasas. Imaginamos los temores que despierta la idea de someterse a una anestesia epidural.

En esta serie de posts explicaremos de manera simple y clara todo lo que debe saber sobre la anestesia epidural en cesárea, cómo actúa, cuán segura es y cómo se previene cualquier complicación.

Como introducción a tan interesante tema, echemos una mirada a las siguientes opiniones obtenidas de la web sobre la cesárea.

gabito12
21 Feb

hola, tengo un niño de 1 año 7 meses que nacio por cesarea, al principio no me iban a hacer la cesarea me dijeron que mi bebe iba a nacer por parto normal, pero a mi bebe se le enredo el cordon unbilical alrededor de su cuello y también tuve sufrimiento fetal, pero gracias a dios mi niño nacio bien y ahora estoy en la espera de otro bebe y ya me han dicho q va a hacer por cesarea otra vez y eso me da un poco de temor porque es doloroso cuando pasa la anestesia pero ni modo con tal de ver a mi bebe sano, todo lo que pasamos las madres...

SONERITA
22 Nov
...A CAUSA DE QUE ME APLICARON DOBLE VES EL MEDICAMENTO TUVE UNA HEMORRAGIA MUY FUERTE, SE ESTABA DESPRENDIENDO LA PLACENTA Y TUVIERON QUE HACERME UNA CESAREA DE URGENCIA, ESTABA MUY ASUSTADA PORQUE PENSABA MUCHO EN MI BEBE, ME TEMBLABA MUCHO EL CUERPO ME FALLABA LA RESPIRACION EN FIN.... ME PREPARARON Y ME HICIERON LA CESARIA A LOS POCOS MINUTOS VI A MI BEBE LLEGAR A ESTE MUNDO SANO FUERTE Y SOBRE TODO LLENO DE VIDA, ESTO FUE HACE NUEVE MESES EL 16-02-07 ESO SI, DUELE MUCHO PERO EL DOLOR DESAPARECE AL VER LA LLEGADA DE ESE HERMOSO SER QUE ME CAMBIO LA VIDA, LA HERIDA SANO MUY RÁPIDO...


Nota del blogger:

La cesárea no es una intervención quirúrgica más. Es el más trascendental de los acontecimientos. Para la paciente, para el padre de la criatura y para los familiares y amigos. Todos están pendientes de lo que va a acontecer en sala de operaciones. Increíblemente no están tan preocupados por lo que puedan hacer el cirujano obstetra (la paciente lo escogió en base a sus múltiples virtudes) o el pediatra neonatólogo (consideran una labor no muy difícil el atender a un bebé que, en el papel, va a nacer gordo, llorón y saludable).


El más alto porcentaje de la preocupaciones están centradas en lo que hará el anestesiólogo. Emergen varias preguntas de la mamá y los familiares: ¿Dolerá la operación? ¿Se anestesiará el bebé también con la epidural? ¿No se quedará "paralítica" por la anestesia? ¿Y qué tal si la mamá es "resistente" a la anestesia y ésta no le hace efecto? ¿Tendrá que aguantar el dolor? ¿No tendrá mi esposa alergia a la xilocaina? ¿Me va doler terriblemente la cabeza mañana por culpa de la epidural? Etcétera, etcétera, etcétera.


Intentaremos aclarar todas estas dudas sobre la anestesia epidural en la operación cesárea. Se pondrá énfasis en el decisivo papel que juega el anestesiólogo, no sólo en la preservación de la salud de madre y recién nacido, sino también en convertir a la intervención quirúrgica en una experiencia grata e inolvidable para todos los presentes en quirófano. Será en varios "post", esperando dejarnos entender claramente por ustedes, amable público visitante.

lunes, 21 de julio de 2014

El aborto terapéutico (3): ¿si el embarazo convierte en mortal a una cardiopatía (estenosis mitral severa), por qué no interrumpirlo para salvar la vida de la gestante?


Viene del post anterior: Una descripción simple y clara de la estenosis mitral

Una mujer portadora de estenosis mitral severa tiene principalmente tres potenciales graves problemas que amenazan su vida:

1.- Fibrilación auricular: arritmia que puede desencadenar taquicardias malignas que terminan en falla cardíaca.

2.- Trombos en la aurícula izquierda que al salir del corazón pueden constituirse en émbolos y dañar severamente al cerebro.

3.- Edema agudo de pulmón: el "represamiento" de sangre a partir de la aurícula derecha ocasiona que los pulmones se llenen de líquido produciéndose asfixia.

Ahora, ¿qué sucede si esta mujer se embaraza? ¿Cómo afecta el embarazo a su enfermedad cardíaca?


En el embarazo se producen, entre otros, cambios fisiológicos en el sistema cardiovascular como elevación de la frecuencia cardíaca y aumento del volumen sanguíneo, y en el sistema hematológico como hipercoagulabilidad (la sangre tiende a coagular más). La mujer sana los tolera perfectamente.

Pero la portadora de estenosis mitral severa no los va a tolerar. El embarazo y sus cambios cardiovasculares van a agravar su cardiopatía y elevar el riesgo de morir porque:

1.- El aumento de la frecuencia cardíaca va a acrecentar la taquicardia de la fibrilación auricular.

2.- El aumento del volumen sanguíneo va a contribuir a la aparición de edema agudo de pulmón.

3.- El estado de hipercoagulabilidad va a favorecer la formación de trombos sanguíneos en la aurícula izquierda elevándose el riesgo de embolia cerebral.

Válvula mitral protésica reemplazando a válvula enferma
Una paciente que padece estenosis mitral severa no debe embarazarse pues tiene una alta probabilidad de fallecer por problemas cardíacos y/o neurológicos. Sólo si se le ha colocado mediante cirugía una prótesis que reemplace la válvula enferma podrá pensar en tener hijos.

Pregunta a cualquiera:

Si una mujer portadora de estenosis mitral severa, ya sea por desconocimiento, descuido o desacato al médico, se embaraza ¿no sería lo humanamente correcto hacer que considere la posibilidad de someterse a un aborto terapéutico para salvar su vida?

El aborto terapéutico (2): ¿es justo permitir que una gestante portadora de estenosis de la válvula mitral muera por falla cardíaca, cuando podríamos evitarlo?


Viene del post anterior: El aborto terapéutico 1

A continuación, intentaremos explicar de manera simple y clara (teniendo en cuenta que este blog está dirigido al público en general) cómo es que la estenosis mitral severa puede llevar a falla cardíaca y muerte a una mujer que la padezca y cometa la imprudencia de embarazarse.


Primer paso: Fiebre reumática

La fiebre reumática es un grave problema de salud en los países del Tercer Mundo, donde pobreza y hacinamiento predisponen a infecciones en boca y garganta (orofaringitis) producidas por la bacteria Estreptococo A.

Segundo paso: Compromiso cardíaco (estenosis mitral)

La fiebre reumática produce en el corazón (entre otras alteraciones) estenosis (estrechez) de la válvula que comunica la aurícula izquierda (AI) con el ventrículo izquierdo (VI): la mitral.


La estrechez de la válvula mitral no sólo dificulta el paso de sangre de la AI al VI durante la diástole, sino también se produce aumento del volumen (dilatación) y de la presión de la sangre dentro de la AI


La dilatación auricular trae consigo una alteración de las propiedades de sus fibras musculares que resulta en fibrilación auricular (latidos auriculares no coordinados y desorganizados) que resultan en un ritmo cardíaco rápido e irregular -taquicardia- que afecta considerablemente el gasto cardíaco.


La estrechez en la válvula mitral produce un "represamiento" de sangre hacia los pulmones a través de las venas pulmonares, con aumento de la presión auricular (en la figura anterior, de 10 unidades en el corazón normal a 25 unidades en la estenosis mitral), que termina en una de las mayores emergencias médicas, el edema agudo de pulmón.


El edema agudo de pulmón consiste en la acumulación de líquido en los pulmones (ver figura anterior) que dificulta el intercambio de oxígeno entre los alvéolos y la sangre.


Adicionalmente, el "represamiento" de sangre en la AI significa una ralentización (remanso) de la circulación, lo que favorece la formación de grandes coágulos que al pasar de la AI al VI pueden llegar al cerebro produciendo embolia (accidente cerebro-vascular).

Una mujer portadora de estenosis mitral no debería embarazarse sino hasta después que se le haya colocado una válvula protésica por cirugía cardíaca, pues fibrilación auricular y falla cardíaca, edema agudo de pulmón y trombos en la AI se agravan durante la gestación y pueden llevarla a la muerte.

En el próximo post explicaremos por qué.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...