jueves, 20 de marzo de 2014

El problema de la gestante programada para cesárea que dice ser "alérgica a la xylocaína" y tiene miedo a la anestesia epidural. (Parte 1)


Muchas veces al informar a un paciente que vamos a administrarle una anestesia epidural, en la visita preanestésica o en la antesala de centro quirúrgico, se nos advierte de su negativa a recibirla, aduciendo tener "alergia a la xilocaína" (nombre genérico lidocaina) debido a una "descompensación" tras una anestesia apidural anterior.

Al respecto existen tres posibilidades:

1.- El/la paciente es comprobadamente alérgico(a) a la lidocaina.

2.- No se presentó una reacción alérgica a la lidocaina sino una reacción adversa debido a un error al momento de su administración (inyección inadvertida dentro de un vaso sanguíneo o del canal raquídeo), y resultó que el anestesiólogo no pudo determinar de qué tipo de reacción se trató, alérgica o adversa, puesto que en ambas hay colapso hemodinámico y compromiso del sistema nervioso central.

 3.- El anestesiólogo encargado atribuyó adrede y vilmente la ocurrencia de convulsiones, pérdida de conciencia, shock circulatorio a una reacción alérgica y no a un error suyo, con el fin de evadir la responsabilidad.


Con el respaldo de nuestra experiencia de casi 20 años en la especialidad, en la mayoría de pacientes recomendaríamos manejar el caso, sin complicarnos la vida, con la hoy en día muy segura y confortable anestesia general.

Mas en una paciente gestante programada para operación cesárea o analgesia para trabajo de parto la conducta debe ser diferente, en razón a la depresión neonatal que potencialmente pueden causar anestésicos generales.

En el próximo post continuamos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...