martes, 2 de septiembre de 2014

Malpraxis en anestesia 2. Caso ejemplo de delito médico culposo modalidad NEGLIGENCIA: bebé fallece por quemaduras producidas por manta térmica defectuosa durante cirugía


Viene del post anterior: Malpraxis en anestesia 1

En una conocida clínica del distrito limeño de Santiago de Surco, falleció una bebé víctima de quemaduras producidas por una manta térmica durante una cirugía de abdomen. Probablemente la manta térmica estaba defectuosa o mal calibrada. En ambas situaciones era deber de una enfermera de quirófano especialista y de los médicos participantes en la operación (cirujano y anestesiólogo) controlar el funcionamiento de la manta.

Más detalles del caso en el siguientes enlace: Bebé fallece por quemaduras en clínica San Pablo

A este blogger le consta que en varias clínicas de primer nivel, con el fin de economizar costos, se le da funciones propias de enfermeras profesionales especialistas a personal con sólo estudios técnicos en enfermería.

Revisemos el siguiente reporte periodístico.

Denuncian muerte de mellizos por negligencia en clínica de Surco

Martes, 05 de Noviembre 2013  |  11:48 am
Padres denuncian muerte de mellizas por negligencia médica

Los esposos Edwin Tello y Elizabeth Sotelo denunciaron la muerte de mellizos de dos meses de edad por presunta negligencia médica en clínica San Pablo de Surco. En diálogo con Radio Capital, detallaron que bebé varón, llamado Julio César, murió por virus intrahospitalario, mientras que la mujer, Valentina, fue operada por problema gástrico y fue colocada en una colcha térmica que le produjo quemaduras de tercer grado.

Alonso Seminario, abogado de la familia, explicó que el menor varón ingresó a Cuidados Intensivos por ser sietemesino; pero por el ingreso de otros trillizos fue trasladado a Cuidados Intermedios donde finalmente murió a causa de un virus.

"El doctor Amador Vargas sustenta en que todas las unidades de cuidados intensivos están infectadas con virus", detalló.

En el caso de la menor, ella fue operada hasta en tres oportunidades por un problema en el estómago; sin embargo en la tercera intervención resultó con graves quemaduras a causa de una colcha térmica en la que la colocaron. Los doctores le dijeron que fue "como una insolación".

“Dejaron a la niña 1 hora y 30 en una colcha térmica a temperaturas demasiado altas, por eso ha tenido quemaduras de tercer grado con profundidad”, denunció.


Asimismo, el letrado reveló que en los últimos dos meses murieron nada menos que 8 niños en la clínica, la mayoría llegaron del Seguro Social.

Al respecto, el centro de Salud, mediante un comunicado, lamentó la muerte de los bebés e indicó que el varón falleció “debido a múltiples factores”, entre ellos una neumonía, y la mujer por "quemaduras, totalmente involuntarias” y una septicemia con una insuficiente respuesta a antibióticos y antimicóticos.



Según Ponce Malaver, en un delito médico culposo falta necesariamente la intención de dañar, pero hay una negligencia, desidia, impericia, falta de precaución o de diligencia, descuido o imprudencia, que produce perjuicio a otro o que frustra el cumplimiento de una obligación, y debe ser imputada a quien la causa.

El delito culposo es consciente cuando está previsto el resultado del acto imprudente, pero se confía en que no ha de producirse. El término negligencia habla de descuido, omisión o falta de aplicación o diligencia, en la ejecución de un acto médico que puede implicar dejar de hacer, hacer menos o hacer lo que no se debe.

Estamos pues en presencia de un delito médico culposo en la modalidad de negligencia. Los directores de las clínica cometieron el acto imprudente de asignar a un técnico en enfermería labores propias de un enfermero profesional especialista, confiando en que nada malo habría de suceder y mostrando una total falta de respeto por la vida humana.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...