domingo, 31 de agosto de 2014

Malpraxis en anestesia 1. Caso ejemplo de delito médico doloso: enfermera envenena a cirujano con sobredosis de anestésicos


Muy raramente en medicina suceden delitos dolosos. Según Ponce Malaver, en un delito médico doloso hay intención deliberada de causar daño. La previsión del resultado (la muerte del paciente), como seguro, no detiene al autor.

El 1 de mayo del 2001, la enfermera de quirófano Stephanie Tate asesinó a su esposo el cirujano cardiovascular David Stephens por envenenamiento con la droga anestésica etomidato. Más información sobre el caso en los siguientes enlaces y en el reporte de la página web Murderpedia:

http://elanestesiologo.blogspot.com/2014/08/el-caso-de-la-enfermera-instrumentista.html
http://elanestesiologo.blogspot.com/2014/08/el-caso-de-la-enfermera-instrumentista_15.html

_________________________________________________________________________________

Stephanie K. STEPHENS

Clasificación: Asesina.

Características: Envenenamiento - Para heredar dinero.

Número de víctimas: 1.

Fecha del crimen: 1 de mayo del 2001.

Fecha de detención: 12 de setiembre del 2002.

Fecha de nacimiento: 12 de setiembre de 1967.

Datos de la víctima: Dr. David Stephens, 59 años (su esposo).

Método de asesinato: Envenenamiento (colocó una dosis letal de drogas anestésicas (etomidato y atracurio) dentro de la bomba de insulina del Dr. Stephens).

Localización: Hattiesburg, Mississippi, Estados Unidos.

Situación actual: Sentenciada a cadena perpetua en setiembre del 2003. Murió en prisión el 14 de octubre del 2006.


En setiembre del 2002, 15 meses después de la muerte de su esposo, Stephanie Stephens fue arrestada y acusada de asesinato por la muerte de su esposo David Stephens el 1 de mayo del 2001. Stephanie fue enjuiciada y condenada en setiembre del 2003 por asesinar a su esposo inyectándole los anestésicos etomidato y atracurio.

El 14 de octubre del 2006 Stephanie Tate-Stephens falleció por neumonía doble. Ese día ella fue trasladada al hospital desde la prisión.
_________________________________________________________________________________


En la figura anterior una bomba de insulina. En ella la hormona es administrada en infusión continua para controlar el nivel de glucosa en sangre del paciente diabético. La enfermera Stephanie colocó a propósito altas dosis de los anestésicos etomidato y atracurio en la jeringa de la bomba con la intención deliberada de causar la muerte de su esposo mediante pérdida de conciencia y parálisis de la respiración. Muy buen ejemplo de delito médico doloso.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...