domingo, 17 de agosto de 2014

El cardiólogo que no tiene la menor idea de qué es el "Riesgo Quirúrgico" y pone en problemas al anestesiólogo. Parte 2.

Aunque parezca increíble, en el Perú existen cardiólogos que realizan riesgo quirúrgico sin saber de qué se trata

Viene del post anterior: ¿Qué es el riesgo quirúrgico? Parte 1

Recapitulemos.

Para determinar el riesgo quirúrgico cardiovascular (RQ) utilizamos una escala de riesgo como la de Goldman (a pesar de sus imperfecciones sigue siendo una de las más preferidas), otorgando al paciente puntaje (tabla 1) según sus antecedentes patológicos, estado general, exámenes de laboratorio, tipo de cirugía.

Tabla 1

Luego, en base al puntaje obtenido, le asignaremos una categoría de riesgo del I al IV según la tabla 2.


Un ejemplo: paciente varón de 23 años, sin antecedentes patológicos, exámenes de laboratorio normales programado para una artroscopía de rodilla electiva. ¿Qué RQ tiene según Goldman?

Su puntaje es CERO, por tanto le asignaremos un riesgo de I (muy bajo, 0.2% de posibilidad de complicación severa cardíaca). No hay problema en que se realice la operación.

Otro ejemplo: paciente mujer de 73 años que tuvo un infarto agudo de miocardio (IAM) hace tres meses, su ritmo cardíaco es de fibrilación auricular con taquicardia, un examen de creatinina de 3.5mg/dl que sugiere falla renal, programada electivamente para la extracción de un quiste de hígado. ¿Qué RQ tiene según Goldman?

Su puntaje es 5 (edad) + 10 (IAM hace tres meses) + 7 (ritmo de fibrilación auricular con taquicardia) + 3 (cirugía intraperitoneal) = 25. Le asignamos un riesgo de III (ALTO, hasta 11% de posibilidad de complicación severa cardíaca). Lo prudente es postergar la operación y realizar en la paciente estudios adicionales.

Nos damos cuenta que el RQ (según Goldman u otras escalas de riesgo) está dado siempre en números precisos y "enteros" (I, II, III o IV). No existe RQ impreciso ( I-IIII-III) ni con decimales (1.5, 2.5).

Increíblemente, algunos cardiólogos peruanos reportan RQ's de I a II, II a III, o de uno y medio o dos y medio, perturbando el trabajo de anestesiólogos y cirujanos.

En el próximo post continuamos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...