viernes, 25 de julio de 2014

Anestesia general en cesárea (2)



Viene del post anterior: Anestesia general en cesárea parte 1

He aquí algunos "mitos" acerca de la anestesia general en cesárea:

1.- El recién nacido no va a llorar ni a respirar (neonato deprimido) por causa de los anestésicos generales.

NO NECESARIAMENTE. Hipnóticos y narcóticos administrados a dosis adecuada y en el momento preciso no deberían alcanzar niveles importantes en la sangre fetal y no tendrían por qué ocasionar depresión neonatal. Ahora, no olvidemos que se indica anestesia general en cesárea principalmente en casos de inminente asfixia fetal. Un "bebé que no respira" se debe a la patología obstétrica y no al tipo de anestesia utilizado.
También tiene que ver cuan rápido el cirujano extrae al feto. Cualquier demora innecesaria provocará que los anestésicos alcancen niveles importantes en sangre fetal y dará lugar a depresión neonatal.

2.- Es peligroso intubar a la paciente en la cesárea.

NADA QUE VER. Todo paciente quirúrgico con pérdida de conciencia (anestesia general) debe ser intubado para proteger la vía aérea de aspiración de contenido gástrico. La gestante, por naturaleza, tiene mayor posibilidad de sufrir esta complicación en el sistema respiratorio.


3.- La cirugía (cesárea) va a doler, pues la anestesia tiene que ser muy superficial para que no se deprima el bebé.

¡FALSO! Un anestesiólogo competente está en total capacidad de brindar una anestesia general en cesárea segura y confortable para madre y recién nacido.

Un final feliz (éxito) en una cesárea bajo anestesia general depende de la calidad en la actuación de los siguientes especialistas médicos:

I. Anestesiólogo. Dosis de anestésicos óptimas y en el momento justo. Intubación traqueal rápida y precisa.
II. Cirujano ginecólogo-obstetra. Extracción pronta del feto y técnica quirúrgica impecable.
III. Pediatra neonatólogo. Excelente manejo de la reanimación cardio-pulmonar en el recién nacido deprimido, ya sea por anestésicos o por la patología obstétrica de fondo.


Pacientes y familiares, estimado visitante, se preocupan, con toda razón, en buscar al mejor ginecólogo-obstetra para el tratamiento de embarazos complicados. No cree usted que lo mismo debería ser en cuanto a pediatra y anestesiólogo?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...