lunes, 2 de junio de 2014

Explicación de caso de negligencia médica en anestesia Nº 26: Fallecimiento tras cirugía de glándula tiroides


Viene del post anterior.

Nos vamos a ocupar solamente de la intervención de glándula tiroides.

Si el médico residente de anestesiología administró él solo la anestesia, estamos ante un delito, pues como especialista en formación, su jefatura no lo puede programar, aún, como anestesiólogo responsable y, por otro lado, el anestesiólogo tutor en sala de operaciones, no lo puede dejar mucho tiempo solo con el paciente, pues aún no está en capacidad de solucionar problemas inesperados.


Aparentemente durante la cirugía no hubieron contratiempos. Ocurrieron en Sala de Recuperación.

Hematoma cervical
Por problemas inherentes a la paciente (alteración en la función de la coagulación de la sangre), o por falla del cirujano (pudo haberse soltado alguna sutura), hubo un gran sangrado en la zona operatoria, produciéndose el terrible hematoma cervical.


Con la herida totalmente cerrada por las suturas, y sin un drenaje por donde pueda escapar el sangrado, la sangre se acumula debajo de la herida quirúrgica.

Flecha: la tráquea, normalmente situada y abierta
Sin escape, la sangre acumulada en el hematoma comprime la tráquea, desplazándola (ver figura de tomografía de cuello) y, a veces, tapándola completamente. El paciente no puede respirar por obstrucción de la vía aérea, y morirá si pronto ésta no es restablecida.

Flecha: la tráquea muy desplazada y prácticamente ocluida por el hematoma
Es muy difícil, en estas circunstancias, efectuar una intubación traqueal, para poder administrarle oxígeno. El tiempo apremia. A veces la única solución es cortar los puntos de sutura, con la esperanza de que disminuya la compresión o, también, realizar una traqueostomía de urgencia.

Traqueostomía
La paciente de este caso sangró en Sala de Recuperación. El hematoma comprimió la tráquea hasta el punto de ocluirla y no permitir la respiración. Falta de oxígeno, paro cardíaco, muerte cerebral, fallecimiento. Una fatal secuencia ya muy mencionada en este blog, apreciado visitante.

Tal vez la paciente se salvaba si se dejaba un buen drenaje en la herida o, también, si se le dejaba el tubo traqueal algunas horas más, hasta alejarse la posibilidad de hematoma cervical.

Ojala uno fuera adivino...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...