jueves, 15 de mayo de 2014

Explicación de caso de negligencia médica en anestesia Nº 11: Artista cubana sufre complicaciones severas tras cirugía laparoscópica


Viene del post anterior...http://elanestesiologo.blogspot.com/2017/04/caso-de-negligencia-medica-en-anestesia_26.html

Para la cirugía laparoscópica (abdominal, ginecológica) la anestesia de elección es la GENERAL. En alguna situación muy particular podría funcionar una raquídea.

La anestesia general implica pérdida de consciencia. Se debe acompañar con intubación traqueal, porque:

1.- El paciente inconsciente no puede deglutir, no puede hacer que se ocluya la laringe si es que regurgitara contenido gástrico. Así se esté en ayunas. siempre hay contenido en el estómago que, en el enfermo incapaz de deglutir, podría aspirarse hacia los pulmones, causando una neumonía muy grave. El tubo traqueal tiene un globo que, al inflarse, "sella" la tráquea, impidiendo que se aspire secreción ácida gástrica. No olvidar que en cirugía laparoscópica se infla el abdomen. Eso aumenta la presión sobre el estómago, facilitando que regurgite su contenido.


2.- Por el tubo traqueal se administra muy fácilmente oxígeno, a través de ventilación mecánica. También, si el anestesiólogo lo dispone, se pueden administrar gases anestésicos (halogenado-hipnótico; óxido nitroso-analgésico).

La anestesia general para cirugía del abdomen tiene tres componentes, cada uno indispensable:

a) Hipnosis: Paciente dormido, inconsciente. Para ello se utiliza un anestésico hipnótico inhalatorio (sevoflurano) o intravenoso (propofol, midazolam).

b) Analgesia: No dolor. Se utiliza un potente analgésico narcótico, como el fentanilo o el remifentanilo. Un operado sin analgésico, aunque esté dormido (con hipnosis), se moverá durante la operación, pues el dolor de los cortes hará que trate de alejar su cuerpo, inconscientemente, del estímulo doloroso.

c) Relajación muscular: Bloqueo de la unión neuromuscular (nervio-músculo). Se utilizan "relajantes", drogas que bloquean la transmisión del impulso del nervio al músculo (rocuronio, vecuronio, succinilcolina). Los músculos se "relajan". Al bloquearse la conexión con las órdenes del cerebro o la médula, los músculos se "ablandan". El paciente no podrá hacer ningún movimiento voluntario: alzar la cabeza, mover los brazos y señalar, mover las piernas y... ¡no podrá respirar! Estará totalmente PARALIZADO. Pero, como está conectado al ventilador mecánico, ahí respira. Como está bajo hipnosis y narcosis (analgesia), no se dará cuenta de su parálisis.


Pero, si hay falla en dosificar hipnótico y analgésico narcótico, y el relajante está en buena dosis, el paciente estará consciente de su parálisis (estado de extrema angustia), escuchará cualquier conversación y, peor aún, sentirá cada corte de bisturí, cada cauterización, cada tracción de las capas de su abdomen, cada sutura.


Y no podrá mover su cuerpo. Ni siquiera para que los cirujanos y anestesiólogo se den cuenta que algo anda muy mal, que el paciente, aunque inmóvil, está soportando los peores dolores imaginables.


Hay varias formas de darse cuenta que el paciente "está sintiendo la operación", aunque no se mueva.

i) Aumentan inexplicablemente presión arterial (hipertensión) y frecuencia cardíaca (taquicardia). Eso es altamente sugestivo de anestesia inadecuadamente superficial.

ii) Las dosis de hipnótico y analgésico narcótico son evidentemente menores, respecto al peso del paciente, de lo habitual.

iii) Existe un monitor de "nivel de anestesia", el BIS, que, para este blogger, no es indispensable si, y sólo sí, se manejan de manera óptima los dos ítem anteriores.


BIS
En el caso de la artista cubana Osdalgia, falló tremendamente el anestesiólogo al descuidar la administración de hipnosis y analgesia. Pudo haber fallado el vaporizador del gas halogenado o del óxido nitroso. Pudo figurar en la historia clínica un peso de la paciente mal medido. No importa. Culpa del anestesiólogo.

Y grandísima culpa. Porque para eso está en quirófano: para que no haya dolor, para que la paciente no pase esa terrible experiencia del dolor sin poder gritar ni escapar, para que la paciente no tenga el trauma psicológico, de por vida, de haber sido operada sin anestesia.


La inoperatividad del electrocauterio es tema de cirugía y enfermería. No nos compete comentarlo. A pesar de lo terrible de las quemaduras.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...