lunes, 30 de diciembre de 2013

Conocí a un cirujano doctor Mengele del Siglo XXI en Afganistán que trabajaba en "ayuda humanitaria" (1ª parte)


Nunca olvidaré las cirugías que compartí con el Dr. Peter, un sexagenario cirujano alemán, en Afganistán. El hospital para el que fui contratado como anestesiólogo aún no funcionaba y mis jefes de la ONG me enviaron unos días a un hospital de la periferia de Kabul como "observador" para experimentar un periodo de "adaptación".

El Dr. Peter impresionaba como una buena persona, muy conversador, muy amable. Pero no puedo evitar criticar (por decir lo menos) sus métodos quirúrgicos al momento de atender pacientes receptores de ayuda médica humanitaria

También conocí al enfermero anestesista Bashir, un joven y eficiente profesional afgano que trabajaba bajo las órdenes del cirujano Dr. Peter, a quien nos encargaron capacitar durante nuestra semana de estancia en el "hospital periférico".

Me preocupaba que en ese hospital  no existía para mi un programa de actividades ( intervenciones quirúrgicas, revisión de equipos y fármacos, inventario o qué se yo) ni en quirófano ni en otros servicios como emergencia o shock trauma, que involucran al anestesiólogo. Así que me dedicamos a matar el tiempo hasta que nos comunicaron que se programaba una cura quirúrgica de fimosis (circuncisión) en un niño de cinco años.

Imagen que explica lo que es la fimosis

Durante nuestra carrera hemos atendido a decenas de niños para esta cirugía en sala de operaciones, bajo anestesia general y con buena analgesia post-operatoria. Del mismo modo, urólogos o cirujanos pediatras competetentes efectuaban la intervención con técnica depurada e instrumental adecuado (bisturí y tijeras finos, como muestran las figuras).

Correcta técnica quirúrgica para la fimosis

Nos sorprendimos cuando el Dr. Peter decidió realizar la cirugía no en el quirófano, sino en una camilla en el pasillo del centro quirúrgico. Y quedamos horrorizados cuando operó al niño afgano no con el instrumental idóneo, sino... ¡con una aguja hipodérmica número 18! (que se utiliza para cargar una jeringa). El muy delicado aparato genital del paciente requiere, para cortes y suturas, bisturí más pinza más tijeras finos y de pequeño tamaño (ver figura anterior). ¡Lo que se hace con la aguja hipodérmica es seccionar los tejidos rasgándolos!

La anestesia fue general intravenosa con ketamina, la cual Bashir administró en dosis insuficiente al inicio, motivando que el paciente se mueva por el dolor.

Aguja hipodérmica. Diseñada para inyectables (intramuscular, intravenoso, subcutáneo. Nunca para usar en lugar de un fino bisturí
Instamos a Bashir a que aumentara la dosis, no obstante la oposición del cirujano ("no le pongas mucha anestesia al niño", argumentaba), se administró un analgésico para el post-operatorio y la cirugía finalizó sin más incidentes.

¿Cómo quedaría el delicado pequeño pene del paciente tras ser raspado tan toscamente con una aguja hipodérmica? ¿Haría lo mismo el cirujano Dr. Peter en su país? ¿Trataría de la misma manera a un niño compatriota suyo?

Operación de la fimosis en la antigüedad

No creo, porque lo meten preso.

Entonces surge la inevitable pregunta: ¿se preocupan las ONGs de ayuda humanitaria en llevar ayuda médica de calidad a países en conflicto del Tercer Mundo, o será que ese asunto es una cuestión de salvar las apariencias y "salir del paso"?

Continúa en el próximo post.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...