jueves, 14 de noviembre de 2013

Las corridas de toros: diversión a partir del dolor en los animales y prueba de lo hipócrita que puede ser una sociedad

Movimiento Antitaurino Colombiano

Estimado visitante:

Con toda seguridad se está usted preguntando qué tiene que hacer el tema de las corridas de toros en un blog de anestesiología.

Pues le queremos contar que nosotros los anestesiólogos no solamente evitamos o prevenimos el dolor en un paciente que va a someterse a una intervención quirúrgica sino también lo combatimos y lo aliviamos.

Tenemos la habilidad de poner fin de manera rápida y segura a los más intensos dolores que puedan existir como, por ejemplo, los del trabajo de parto, el cólico renal y el producido por una herida de guerra. Y todo eso sin alterar significativamente las funciones respiratoria y circulatoria del enfermo y mientras otros especialistas se quedan paralizados, sin saber qué hacer, por desconocimiento en el uso de potentes anestésicos locales y analgésicos narcóticos o por temor a sus severos efectos indeseables como apnea o hipotensión arterial.

Mis mascotas: cuatro gatitas

Jamás permitimos el sufrimiento de un ser humano por el dolor. De inmediato lo controlamos o aliviamos.

Del mismo modo los veterinarios son muy expertos y hábiles para prevenir y controlar el dolor en los animales, como se muestra en el siguiente link.

Anestesia en animales pequeños

Y como personas y profesionales que somos nunca llegaremos a comprender cómo existen perversos e hipócritas seres humanos que disfrutan, gozan y se ríen del sufrimiento de un pobre toro, aplaudiendo a su torturador durante su "faena" en el ruedo para posteriormente exigir en la clínica veterinaria "que a su perrita o gatita no le duela la operación".



Tampoco comprendemos cómo hay hipócritas autoridades eclesiásticas que permiten que que esa feria anual de salvajes corridas de toros que tiene lugar en Lima, Perú, lleve el nombre del Señor de los Milagros (venerada imagen de Cristo en la cruz pintada en una pared de adobe).


"Al público limeño lo veo con personalidad pues sabe diferenciar cuando un  toro colabora o no, sabe de la entrega de un torero, y nos da tiempo para consolidar nuestra actuación" declaró Juan José Padilla, famoso torero español.

Sólo a un salvaje se le ocurre calificar como "colaboración" a la desesperación y sufrimiento de un inocente animal que anticipa va a sufrir la más horrible de las muertes.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...