sábado, 12 de enero de 2013

Top 10 (tristemente) célebres anestesistas. TOP 1: Dr. VÍCTOR MAGALLINAS, jefe anestesista miedoso y nervioso, peligro para los pacientes y vergüenza para la especialidad

El Dr. Magallinas en su jefatura, en "gallarda" (?) actitud, imponiendo "respeto" y "temor" a todo aquel incauto que se atreva a decirle que es más miedoso que gato esperando que lo bañen
Estimado visitante: Imagine a un piloto de avión que se aterra con la altura. Pondría su seguridad en manos de él? Ahora, pondría su vida en manos de un anestesiólogo cuyos miedos y nervios lo convierten en un especialista extremadamente incompetente?
I

El Dr. Víctor Magallinas nació en el caserío de Tembladeras, provincia de Mekago D' Miedo, en el valle del río Kovarde. Fue un niño muy tranquilo y correcto que nunca ocasionaba problemas a sus padres y maestros, con la única excepción del mojado y embarre de sus pantalones con sus necesidades fisiológicas, producto del miedo ver a alguna arañita loxosceles en la pared, de escuchar el ladrido cercano de un cachorrito doberman o de sentir los pasos de los compañeros de colegio que lo convertían en víctima de bullying.

A los quince años tuvo una breve hospitalización en el manicomio local por un cuadro de pánico estrepitoso con relajación uretro-anal de esfínteres, por culpa de un tío suyo que lo invitó a ver una vieja cinta Betamax con las películas "Damián La Profecía" (de ahí su terror a administrar anestesia pediátrica) y "La Maldición del Vampiro" (de ahí su pavor a colocar catéteres en la vena yugular).

El Dr. Magallinas, cuando se enteró que el anestesiólogo pediatra estaba enfermo y que, como jefe de servicio, tenía que reemplazarlo atendiendo a un niño que se operaba de amígdalas

En el Perú, kafkiano país donde traidores como Mariano Ignacio Prado y derrotistas como Miguel Iglesias son considerados héroes, no causó asombro que el Dr. Magallinas llegara a ser jefe de servicio de anestesia de un hospital nacional importante y de una prestigiosa clínica particular. ¡Ahí está la madre del cordero en cuanto a atención en anestesiología en condiciones de inseguridad, suspensión injustificada de cirugías y trato inadecuado a anestesiólogos carentes de un jefe con pantalones!

Como jefe de servicio no causaba problemas a la dirección del hospital, o sea que se intervenía quirúrgicamente a pacientes sin el instrumental de anestesia óptimo, los anestesiólogos trabajaban doce horas seguidas sin pausa para almorzar y los cirujanos llegaban a sala de operaciones a la hora que les daba la gana. La única incomodidad que generaba Magallinas era la misma que de niño (sus esfínteres hiperreactivos al miedo), pero se pudo solucionas gracias a un ingenioso sistema que mostramos en la imagen siguiente.

Puerta de uno  de los quirófanos del Al Menara Peruvian National Hospital. Se opera un paciente de algo riesgo y la figura advierte al Dr. Magallinas que no ingrese porque se orinaría o cagaría de miedo

II

En asamblea extraordinaria, los anestesiólogos de la clínica Saint Paul discutían la destitución del Dr. Magallinas como jefe de servicio. El motivo principal para tal medida era la falta de apoyo de la jefatura en el logro de mejores honorarios y condiciones de trabajo.

-¡No sean estúpidos!- Tomó la palabra la delegada, Dra. Gaby Muñiz. Ahora que está tan caro el alquiler de taxis y locales sociales, si botamos a Magallinas ¿quién nos va a llevar a nuestras casas en su auto y a prestar su casa para nuestras juergas?

La asamblea desestimó la moción de destitución del Dr. Magallinas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...