jueves, 10 de enero de 2013

Top 10 (tristemente) célebres anestesistas. TOP 4: Dr. PEPITO CHÁNCHEZ, negociante as de la simulación en anestesia

Para el buen Pepito Chánchez cualquier lugar es bueno para los negocios, incluso debajo de una máquina de anestesia

El Dr. Pepito Chánchez nació en la comarca del Charlatán, distrito de La Pendejada, en la provincia de La Estafa.

Anestesista de oficio, consiguió un empleo en el Lima Marines Hospital, nosocomio que se destacaba por realizar una cirugía cardíaca cada semestre. Ahí tuvo el enorme privilegio de ser programado para dar anestesia a los pacientes cardíacos programados para by-pass coronario y cambio de válvula durante tres años consecutivos (seis intervenciones en total).

Lo anterior bastó para hacer creer a la gente que era anestesista cardiovascular.

Por otra parte, mostraba gran habilidad para la administración de empresas, montando en el hospital un pequeño negocio en el que ofrecía, a precios muy módicos, artículos indispensables en la guardia nocturna como batas de dormir para las enfermeras, relojes despertadores para los médicos residentes y condones para los internos de medicina.

Hacía creer tambien ser empresario.


Alumnos del Instituto de Simulación, eligiendo sus maniquíes para la práctica de intubación difícil. Según el director, Dr. Pepito Chánchez, estos alumnos serán capaces en dos meses de intubar, al primer intento, a cualquier paciente con artrosis de cuello y cáncer de laringe

En vista de sus grandes cualidades en el arte de la simulación y debido a la escasez de especialistas médicos en nuestro subdesarrollado país, Pepito Chánchez decidió fundar el Instituto de Simulación Quirúrgica, ubicado en el garaje de su casa. Se abasteció de todo tipo de maniquíes (que en realidad eran muñecas Barbie y ositos de peluche de segunda mano) y material médico para que sus futuros alumnos efectúen sus prácticas.

-Realizar un residentado médico para especializarse es perder tiempo y dinero- decía Pepito en la radio, promocionando su instituto. Con sólo dos meses de estudio en mi instituto médicos generales estarán en total capacidad de colocar un catéter de Swan-Ganz u operar una apendicectomía laparoscópica.

Simulación de colocación de catéter de Swan-Ganz efectuada exitosamente por un alumno del instituto. El Dr. Chánchez no escatimó elogios: "Aquí mis discípulos aprenden a hacer en dos meses lo que los anestesiólogos del INCOR aprenden en dos años de residentado de subespecialidad".

A poco tiempo de estar funcionando el instituto, por mesa de partes llegó una carta de una autoridad local que, a propósito de las enseñanzas de un experto cubano, decía:

Señor Director del Instituto de Simulación.

Se le comunica por medio de la presente que la simulación es un método de enseñanza y de aprendizaje muy útil en el ciclo clínico-epidemiológico de las carreras de Ciencias Médicas. Posibilita la realización de una práctica análoga a la que realizará el educando en su interacción con la realidad de los servicios de salud.

Su empleo, tanto para el aprendizaje como con fines evaluativos, no puede constituir un elemento aislado del proceso docente, y debe tener una concatenación lógica dentro del Plan Calendario de la Asignatura en la Facultad de Medicina, ya sea en actividades propedéuticas, durante las estancias clínicas, así como en las rotaciones de la práctica preprofesional.

Además, es un buen complemento del proceso que no sustituye la interacción del educando con el profesor, al lado de la cama de un paciente, ni con un individuo y su familia en la comunidad.

Por lo expuesto, le solicitamos que que a la brevedad cierre su Instituto de Estafa, perdón, de Simulación.


-¡Estupideces!- exclamó muy molesto Pepito, a la par que rompía en mil pedazos esa insolente carta. Esas cretinas autoridades creen que somos tontos como los anestesiólogos del Instituto del Corazón, que pierden tiempo y dinero en dos años de estudios de subespecialidad para hacer anestesia y cuidados intensivos cardiovasculares.

Seguro que para el Dr. Chanchez un catéter venosos central subclavio se coloca exitosamente en un paciente tras dos semanas de práctica en maniquíes...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...