martes, 5 de junio de 2012

Las causas de la muerte de Whitney Houston explicadas por el anestesiólogo (3)



La cocaína es una droga tremendamente estimulante.

La masticación de la hoja de coca en cantidad moderada es utilizada por los pobladores de las grandes altitudes en Sudamérica para resistir el frío, el hambre y el cansancio, aumentando la energía de las contracciones cardíacas y promoviendo un aumento de la amplitud e intensidad de la ventilación, lo que permite una mejor oxigenación y aumenta la energía muscular. El famoso médico peruano, Hipólito Unanue, refiere que durante el sitio de La Paz en 1771 "Los habitantes después de un asedio por los indígenas rebeldes, de varios meses, en un invierno riguroso, careciendo de provisiones se vieron obligados a hacer uso de la coca, y con ella, los sitiados soportaron el hambre, la fatiga y el intenso frío y, durante la guerra de la Independencia, el general Miller atribuía la resistencia de sus tropas a que masticaban coca y él mismo experimentó personalmente los beneficios de su uso".

El consumo moderado de cocaína puede producir incremento del deseo sexual, ausencia de fatiga, de sueño y de hambre, aumento de la temperatura corporal, exaltación del estado de ánimo con mayor seguridad en uno mismo y disminución de las inhibiciones.

http://www.vigoalminuto.com/wp-content/uploads/2010/10/COCANA1.JPG

El alcohol bebido de modo mesurado produce efectos semejantes a la cocaína y, combinado con ésta se suele obtener una sensación única de aplomo y valor, facilidad de palabra, excelente buen humor y carencia de sueño y cansancio.

Pero poco a poco la cantidad de cocaína y alcohol necesaria para sentirse "dueño del mundo" se va incrementando y comienzan a manifestarse los efectos nocivos en el sistema nervioso central, corazón e hígado.

Una revisada al caso de Amy Winehouse nos ilustrará acerca del mecanismo con el que el alcohol y otras drogas producen daños severísimos al organismo.


El caso de Amy Winehouse
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...