lunes, 31 de diciembre de 2012

Top 10 (tristemente) célebres anestesistas. TOP 6: Dr. LOY CHÚÑEZ, impresentable ex-presidente de una sociedad de anestesia igualmente impresentable

El joven Dr. Loy, en los años de su residencia en anestesia

I

El Dr. Loy Chúñez nació en el barrio de Los Ridículos, distrito de La Payasada, provincia de Cantinflas. Desde muy pequeño destacó en diversas materias en el colegio, excepto en lectura y oratoria. Sus maestros pagaron muy caro el error que cometieron al encargarlo leer el discurso navideño, durante alguna ceremonia de clausura de algún año escolar.

–“San Pedro comía como bestia, y todos los días dormía sobre una vieja. Éste era el santo…” –exclamaba el alumno Loy, ante el asombro y las carcajadas de la concurrencia.

– ¡No! ¡Así no es, carajo! –corrigió vociferando el curita del colegio, al borde de un ACV hemorrágico. Lo correcto es “San Pedro comía como vestía; y todos los días dormía sobre una vieja estera el Santo…”.

Cuán grave sería la escasez de anestesistas en nuestro país, años atrás, que el Dr. Chúñes paso a formar parte del staff de anestesiólogos del prestigioso Hospital del Cáncer. Y cuánto le sonreiría la diosa fortuna, que llegó a ser nombrado presidente de ese club social de amigos conocido como Sociedad de Anestesia Nacional  (entidad a la que, lamentablemente, no tienen más remedio que asociarse verdaderos y competentes anestesiólogos del país).

La gestión del Dr. Loy será recordada por sus “brillantes” e “impactantes” discursos de apertura de importantes congresos de la especialidad (muy parecidos a aquella lectura en el colegio), enalteciendo en las almas de sus colegas presentes ese sublime y apabullante sentimiento que es la vergüenza ajena.

El Dr. Loy, en uno de sus emocionantes y muy elogiados discursos

II

La Sociedad Nacional Inca de Anestesia vivía sus días de apogeo. En su amplio, cómodo y muy fácilmente ubicable local (situado en las entrañas de un inmenso complejo habitacional multifamiliar) la directiva dialogaba dando los últimos toques a la organización del congreso nacional de la especialidad:

–Para inaugurar el certamen, un impactante y delicioso discurso del Dr. Chúñez –aclamó la junta directiva.

El edificio tembló producto de los ruidosos aplausos.

–Para los temas de anestesia cardíaca el expositor será el Dr. Magallinas –propuso el vicepresidente.
–Ese anestesista no practica esa subespecialidad –expresó algo preocupado uno de los vocales.
–Pero funge de jefe en un hospital importante y sabe buscar muy bien en la internet artículos recientes y hace muy buenos resúmenes –sentenció el vicepresidente.

Toda la directiva estuvo de acuerdo en que conferencie al Dr. Magallinas.

El muy conocido y fácil de ubicar local de la Sociedad de Anestesia, situado en el edificio D-99-III noroeste, piso vigésimo segundo, departamento 22-a, fila izquierda del complejo habitacional

–Ha llegado un trabajo de investigación de una colega uruguaya –dijo el secretario. Pero no deberíamos aceptarlo pues se trata de una patología extraña que no se conoce en nuestro país.
 – ¿Y cómo se llama ese esotérico trabajo? –preguntó el Dr. Chúñez.
– Se llama “Anestesia en la Tetralogía de Fallot” –contestó el secretario.

La directiva decidió unánimemente no dar pase a semejante muestra de investigación estrafalaria.

Cuenta la historia que, en un intento de hacer frente a la mala fama de la Sociedad de Anestesia, un entusiasta grupo de colegas fundó la Sociedad de Anestesiólogos Cardiovasculares.

Fracasaron. Puesto que, para empezar, la mayoría de sus miembros temblaban de miedo y no sabían qué hacer cuando tenían que dar anestesia a un paciente con un bloqueo incompleto de rama derecha.

domingo, 23 de diciembre de 2012

Top 10 (tristemente) célebres anestesistas. TOP 7: Dra. EMMA LENGUA, una jefa de anestesia sin carácter a órdenes de los cirujanos.

La bondadosa y sumisa Emma Lengua, ejerciendo su jefatura (títere) de servicio de anestesia, con los cirujanos manejando los piolines
I

El directorio del Al Menara National Hospital iniciaba una asamblea de urgencia. Rostros de preocupación se notaban en las importantes  autoridades que acudían a esa reunión. El destino del hospital estaba en juego. Problemas graves aquejaban a la institución y decisiones trascendentales tenían que tomarse.

Los problemas eran de diversa índole: mala calidad de instrumental y medicamentos de anestesia, falta de camas hospitalarias para que los pacientes se internen con la debida anticipación según el tipo de cirugía, cirujanos que tenían poco tiempo para trabajar en el hospital en virtud de su recargada actividad en la práctica privada, etc.

El presupuesto anual del hospital se había agotado en propaganda innecesaria, fiestas inútiles y "propinas" para los miembros del directorio. No había manera de subsanar los problemas citados y los anestesiólogos (no confundir con los anestesistas) se negaban a administrar anestesia en tan malas condiciones.

-Los anestesiólogos se han rebelado y necesitamos un(a) jefe(a) anestesista títere que nos otorgue una "ayudita" para no parar las operaciones- exclamó muy angustiado el director del hospital. ¿A quien proponen?

El terreno estaba listo para la Dra. Emma Lengua.

La pobre Emmita  Lengua, cuando quiso dar una opinión en la reunión de jefes de servicio del hospital
II

La Dra. Emma Lengua había nacido en el caserío de La Sumisión, provincia de Don Nadie, justo en la enfermería del monasterio de Nuestra Señora Sin Carácter. Creció ahí bajo el cuidado y enseñanzas de compasivas monjitas, distinguiéndose desde muy pequeña por su infinita bondad y su diligencia para acatar sin chistar todas las órdenes que le impartía la superioridad. Además manifestaba una inusual virtud: curaba a animales heridos utilizando un muy barato tipo de anestesia a base de frutas, hierbas y raíces de la huerta del monasterio.

Una vez que el director del Al Menara Hospital leyó el curriculum vitae de Emmita saltaba en un pie de felicidad.

-He aquí mi candidata, ¡que sea jefa de inmediato!- le grito al jefe de Recursos Humanos.

-Pero ella ni siquiera tiene una especialización en la universidad- le respondieron al instante.

-Eso es para anestesiólogos, maldita sea. Ella no lo necesita, es simplemente anestesista- sentenció el director, dando por finalizada la conversación.

Nuevamente la pobre Emmita, intentando ejercer de manera autónoma su jefatura  de anestesia
III

El cirujano cardíaco del Al Menara Hospital, Dr. B. Doya, conversaba muy acalorado con el director. Sucedía que un nuevo y muy competente anestesiólogo cardiovascular recientemente contratado, el Dr. O. Rozco, cuestionaba con razón y frecuentemente sus obsoletas técnicas para operar válvulas y arterias coronarias del corazón.

-Si ese loco mocoso te sigue jodiendo, ordena a su jefa, la Dra. Emmita Lengua, que ya no lo programe en tus cirugías- dijo el director.

-Estás seguro?- respondió incrédulo el Dr. B. Doya. Yo pensaba que cada jefatura era autónoma para hacer su programación.

-Haz lo que digo, carajo!- espetó el director. No olvides que a la jefa de anestesia es muy manejable; estamos en el Perú y aquí sucede lo inaudito, lo increíble, lo "kafkiano".

El Dr. B. Doya siguió los consejos del director. La Dra. Emma Lengua prometió cumplir sus órdenes de no programar más al anestesiólogo Dr. O. Rozco en cirugía cardíaca, a la par que le servía un delicioso café y le limpiaba las sobras de las galletas de su corbata...

martes, 4 de diciembre de 2012

Top 10 (tristemente) célebres anestesistas. TOP 8: Dr. CARLOS CHICHEÑÓ, el anestesista mediocre, servil y barato por excelencia

El Dr. Carlitos Chicheñó, prototipo del nerd servil y tonto útil en anestesia
Chicheñó (sonido de la expresión "Sí, Señor" deformado): apodo que se aplica a las personas de carácter benévolo y complaciente que no tienen la personalidad para proferir una negativa rotunda.

El Dr. Carlos Chicheñó nació en la comunidad de Chupamedias, provincia del Arrastrado, dentro del territorio de la Arquidiócesis del Servilismo.

Desde muy pequeño comenzó a protagonizar grandes hazañas como sobrevivir al duro bullying escolar de los años ochenta, cuando sus compañeros le bajaban el pantalón y le escupían sus cuadernos y Carlitos, en retribución, les hacía sus "homeworks" y se dejaba arrebatar el refrigerio que con tanto cariño le preparaba su tía abuela.

Durante su especialización en anestesiología también fue víctima del bullying de los residentes de cirugía, quienes lo obligaban a confeccionar historias clínicas de pacientes de su servicio, a ceder la cena que invitaba el hospital en la guardia y a caminar desnudo de noche por los pasillos del dormitorio de las internas de enfermería.

El joven y manipulable Dr. Carlos Chicheñó, cuando el residente de cirugía le decía cómo debe administrar una anestesia.

Casi cuando el Dr. Chicheñó finalizaba su entrenamiento en anestesia ocurrió un hecho que cambiaría su vida. La Clínica Saint Paul del barrio de Monte Delicioso en Lima, Perú, agobiada por una severa crisis económica, requería anestesistas aborregados y baratos que administraran anestesia cardíaca bajo órdenes e indicaciones del cirujano.

-El Dr. Carlitos Chicheñó es el candidato ideal. Trabaja como esclavo y no reclama que le paguenexclamaban felices los Drs. Roldán y Magallinas (ambos en esta lista de Top Ten, también), anestesistas de la clínica.

Y así el Dr. Chicheñó se dedicó a la anestesia de pacientes cardíacos en la Clínica Saint Paul prácticamente sin saber leer ni escribir, bajo la estricta vigilancia del cirujano y de la enfermera perfusionista, que lo ponía en su sitio cuando se le ocurría sugerir alguna medida terapéutica.

-¡Carlitos, no te olvides que el anestesista obedece al cirujano, y seca su frente que está sudando!- gritaba furiosa la perfusionista.

-Perdón. En este instante le paso la franela y la frente le queda bien seca- contestaba arrepentido Carlitos.

Carlitos Chicheñó, en su debut como expositor en anestesia para cirugía cardíaca

Pasaron los días y la Clínica Saint Paul se recuperó de su crisis económica gracias al ahorro que significó programar personal técnico para labores de licenciadas en enfermería y a anestesistas mediocres en lugar de anestesiólogos cardiovasculares.

Con el fin de que el Dr. Chicheñó siga haciendo de esclavo, para beneplácito de los directivos de la clínica, el jefe de quirófano Dr. Magallinas le hizo creer el cuento de que se había convertido en anestesiólogo cardiovascular y lo propuso como ponente para el próximo congreso peruano de anestesia.

La Sociedad Peruana de Anestesia, que suele programar conferenciantes que no tienen la menor idea de lo que están exponiendo, recibió con los brazos abiertos a Chicheñó para que dé cátedra en anestesia cardíaca.

-Invitar a exponer a los anestesiólogos del Instituto del Corazón es un problema porque son expertos y competentes- declaraba el presidente de la Sociedad. Y experiencia y competencia son virtudes que no encajan con la política de la junta directiva.

domingo, 2 de diciembre de 2012

Top 10 (tristemente) célebres anestesistas. TOP 9: Dr. MICHELLE TELLEZ, una loca... gestión en ayuda humanitaria, contratando anestesiólogos para hospitales inexistentes en el Medio Oriente.

Michelle, muy joven y delgado aún, en la fiesta de fin de residentado médico en anestesia
El (la) anestesiólogo(a) peruano(a) radicado(a) -disculpen la indefinición- en el país de Valones y Flamencos, nació en el barrio del Tercer Sexo, distrito de Mariquitas, provincia de La Mariposa. Vino a este mundo en la sala de partos de la clínica Elano Dill' Attado, la que queda frente al club social "The Happy Gay".

No bien salido(a) del vientre materno, muy nene(a) aún, demostraría su posición contestataria en contra del matrimonio hombre-mujer, situación que consideraba aberrante y anacrónica.

-Es un varón- gritó efusivamente el ginecólogo, a la par que le daba de nalgadas para que llore fuerte.

-Eso es lo que tú crees doctor estúpido (y qué rico que me agarras las nalgas)- manifestó Michelle, en medio de su llanto neonatal.

Decepcionado del sistema educativo nacional (en la secundaria, la dirección del colegio no aprobaba su romance con el ayudante del jardinero), decidió realizar sus estudios médicos básicos y de especialidad en la Unión Soviética (la ciudad de Kiev, para ser más precisos) , lugar en donde con toda seguridad no estaría prohibido besar en la boca a sus compañeros de la facultad.

Años después retornó a trabajar a su país de origen toda una "european lady" anestesista, muy arreglada y sofisticada, pero totalmente falta de conocimientos y criterio en la especialidad:

- Ketamina más diazepam vía intramuscular es la anestesia de elección en la operación cesárea y hay que amarrar al paciente a la cama durante la cirugía para que no se mueva y deje operar tranquilo al cirujano- aseveró en una conferencia.

- Creo que usted plantea una técnica anestésica impracticable y carente de humanidad- replicó indignado uno de los colegas del auditorio.

- No se acalore doctor, esta técnica es para pacientes de ayuda humanitaria del Tercer Mundo, que no reclaman nada- contraatacó Michelle.

La Michelle, unos años después, un poco más gorda
Decepcionado por la incomprensión de sus colegas tercermundistas, optó por regresar al viejo continente para enrolarse en la organización de ayuda humanitaria internacional "Médicos Sin Tranqueras", que tan necesitada estaba de anestesistas que no le importó contratar a semejante esperpento.

Ya nuevamente en Europa, decidió vengarse de la humanidad, que lo despreció más por su incompetencia que por su opción sexual, contratando a cirujanos alemanes -discípulos del Dr. Mengele- para operar sin anestesia a niños somalíes quemados y enviando anestesiólogos peruanos a trabajar en hospitales inexistentes en el convulsionado Afganistán.

Corren los rumores de que a través de un blogger andino, el Talibán se enteró del poco (por no decir nulo) interés del Dr. Téllez en brindar una anestesia en condiciones mínimamente dignas a pacientes afganos. Luego de un juicio sumario in absentia, la gente de Bin Laden condenó a muerte a Michelle.

Un día Michelle recibió una carta del Medio Oriente donde le comunicaban que sería ejecutado por ahorcamiento.

-Ay, qué pena- sollozó desilusionado(a) el(la) Dr(a). Tellez. Me hubiera gustado morir empalado.

jueves, 29 de noviembre de 2012

Top 10 (tristemente) célebres anestesistas. TOP 10: Dr. DAMASCO ROLDÁN, el anestesiólogo que soñaba con ser torero.

Primer plano del maestro Roldán. La misma estampa de su ancestro, el indómito Inca
El patriarca de la anestesiología peruana, Dr. Damasco Roldán, nació en el pueblo de Toro Muerto, provincia de La Tortura, en la región de Masacre Taurina.

Desde muy niño se apreció en él la dualidad "quito el dolor-pero aplaudo el dolor" en su personalidad: por las mañanas jugaba al "doctor" con sus primos, asumiendo el papel del anestesista héroe que aliviaba el dolor de los enfermos; por las tardes acompañaba a su tío Pepito Alvarez -carnicero del pueblo- al matadero local, a disfrutar del show dado por sus hábiles y certeros matarifes sacrificando sin anestesia a indefensos toros, carneros, cabritos.

Por mérito propio e indiscutible, se convirtió en uno de los mejores anestesiólogos de su país: maestro de especialistas de primer nivel, pionero en el uso de modernas técnicas anestésicas y artífice de la solución de los casos más complicados en sala de operaciones.

En sus muy famosas conferencias resaltaba el trascendental papel del anestesiólogo en la supresión del dolor y el sufrimiento de los pacientes sometidos a cirugía:

-"Es imperdonable que un anestesiólogo permita que su paciente sienta dolor"- nos repetía a cada momento.

Por eso no dejaba de sorprender ingratamente a colegas de quirófano, enfermeras y residentes de anestesiología, ver al maestro Roldán en la plaza de toros de la capital haciendo vivas al torero que se disponía en la arena a despedazar, sin anestesia, a un pobre toro de lidia.

En sus muy recordadas charlas de tauromaquia celebraba el rol del torero en poner el toque mágico de masacre a la fiesta brava:

-"Es imperdonable que un torero permita que el toro muera sin dolor y sin tortura"- insistía en su interesante disertación sobre temas de tauromaquia.
El caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde a la manera de Damasco Roldán: combatiendo el dolor en el quirófano y reclamando tortura y masacre desde la tribuna de la plaza de toros
¡Qué tal contradicción! En sala de operaciones hay que evitar el dolor, pero en el ruedo hay que provocarlo y aplaudirlo.

Sin embargo, para la gran mayoría, el maestro Roldán es tan bondadoso que cuando deje este mundo se irá directo al cielo. Pero los pobres e inocentes animales muertos en la plaza de toros también se van al cielo.

Allá arriba, en el paraíso, el Dr. Roldán y los toros flagelados, cuyo dolor promovió y aplaudió, saldarán cuentas.

Dios, si existe, tendrá que estar a favor de los toros.

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Ranking de los TOP 10 (tristemente) CÉLEBRES ANESTESISTAS PERUANOS (con biografía incluida)


Sala de operaciones es un campo de batalla. Las huestes del bien, de la vida (enfermeras, cirujanos, anestesiólogos), luchan sin cuartel contra la muerte. Y dentro de todo ejército (en este caso los anestesiólogos) así como existen estrategas, valientes, mártires y héroes, también están ahí traidores, cobardes, torpes, débiles y espías.

En los próximos diez posts describiremos una biografía apócrifa de sendos anestesistas peruanos con algún grave defecto (que atenta contra el buen nombre y los principios de la especialidad y la seguridad de los pacientes) que motivó su triste celebridad. Estamos seguros que en su país, estimado visitante, también existen este detestable tipo de profesionales (esperamos que en una pequeña proporción).

El servilismo, la cobardía, la traición, la hipocresía, están en todas partes. Hay que cuidarse de ellos.


El objetivo de esta serie de posts es, en base a nuestra humilde experiencia de casi veinte años en la anestesiología, ayudar a identificar a estos malos elementos cuya peligrosidad es más que evidente.

Si se topa con algún anestesista cuyo tipo es similar a cualquiera de los siguientes diez (tristemente) célebres anestesistas peruanos, busque a un verdadero anestesiólogo inmediatamente.

Su vida está en juego, estimado visitante.










lunes, 26 de noviembre de 2012

Hablemos de los animales: la humanidad de la anestesia en animales de experimentación versus la crueldad de las corridas de toros


"Si disfrutas viendo sufrir a un animal, no eres un ser humano, eres un monstruo". José Saramago.

Este blogger está en contra de toda forma de crueldad contra los animales y, a pesar de su importancia para el progreso de la medicina, no simpatiza con la cirugía experimental en perros, cerdos, conejos, etc.

Este blogger detesta ese sádico espectáculo de extrema tortura y muerte que es la corrida de toros.

Sin embargo, aunque uno no simpatice con la cirugía en animales de experimentación, no se puede negar que es necesaria para el entrenamiento de especialistas en formación y la evaluación de nuevos y mejores medicamentos. Por tal motivo este blogger lucha por un adecuado y humano tratamiento pre, intra y post anestésico a los animales que van a ser "operados" (algunos sin posibilidad alguna de sobrevivir) en aras de la ciencia.

Años atrás los animales de experimentación experimentaban en los últimos momentos de su vida la peor de las torturas. De manera desordenada (sin protocolo alguno), cruel y sin anestesia perritos, cerditos, conejitos, eran desollados vivos por algunos desgraciados que se autodenominaban "cirujanos experimentales".

En los últimos años, felizmente, la corriente es evitar que el animal que va a ser sometido a experimentos u operaciones sufran lo menos posible. Ahí está el humano rol de la anestesiología.

Pero los cuidados preoperatorios en modelos de experimentación no sólo abarcan a la anestesia para que los animales se sometan a la cirugía sin dolor. También tienen que ver, con respecto a los días previos al procedimiento, con un adecuado lugar de permanencia, buena alimentación, un ambiente exento de estrés y un razonable periodo de ayuno.


Y ni qué decir del importante papel del anestesiólogo veterinario al lograr que una intervención quirúrgica no sea un martirio para nuestras queridas mascotas.

Los invitamos a revisar el siguiente enlace, estimados visitantes. 


En conclusión, el paso de los años nos ha hecho más humanos en el trato con los animales. Hay leyes que penan su maltrato, hay protocolos de anestesia que evitan su martirio en cirugía veterinaria y en cirugía experimental.

Entonces... ¿Por qué mientras unos dirigen todos sus esfuerzos hacia el logro de minimizar el sufrimiento de los animales, otros se esmeran en masacrar a pobres toros y en aplaudir su tortura y su muerte?


Es incompatible ser anestesiólogo y gustar de la tauromaquia, y no hay que olvidar el refrán:

El que la hace, la paga.

"Me gustaría ser el toro, pero con mi propio cerebro. Primero me concentraría en el picador. Luego perseguiría al matador. No me le acercaría hasta que se ensuciase el calzón de miedo. Y le metería un cuerno en el culo y lo haría desfilar alrededor de la plaza". Marlon Brando en entrevista a la revista "Playboy".

martes, 5 de junio de 2012

Las causas de la muerte de Whitney Houston explicadas por el anestesiólogo (3)


Viene del post anterior...

La cocaína es una droga tremendamente estimulante.

La masticación de la hoja de coca en cantidad moderada es utilizada por los pobladores de las grandes altitudes en Sudamérica para resistir el frío, el hambre y el cansancio, aumentando la energía de las contracciones cardíacas y promoviendo un aumento de la amplitud e intensidad de la ventilación, lo que permite una mejor oxigenación y aumenta la energía muscular. El famoso médico peruano, Hipólito Unanue, refiere que durante el sitio de La Paz en 1771 "Los habitantes después de un asedio por los indígenas rebeldes, de varios meses, en un invierno riguroso, careciendo de provisiones se vieron obligados a hacer uso de la coca, y con ella, los sitiados soportaron el hambre, la fatiga y el intenso frío y, durante la guerra de la Independencia, el general Miller atribuía la resistencia de sus tropas a que masticaban coca y él mismo experimentó personalmente los beneficios de su uso".

El consumo moderado de cocaína puede producir incremento del deseo sexual, ausencia de fatiga, de sueño y de hambre, aumento de la temperatura corporal, exaltación del estado de ánimo con mayor seguridad en uno mismo y disminución de las inhibiciones.

http://www.vigoalminuto.com/wp-content/uploads/2010/10/COCANA1.JPG

El alcohol bebido de modo mesurado produce efectos semejantes a la cocaína y, combinado con ésta se suele obtener una sensación única de aplomo y valor, facilidad de palabra, excelente buen humor y carencia de sueño y cansancio.

Pero poco a poco la cantidad de cocaína y alcohol necesaria para sentirse "dueño del mundo" se va incrementando y comienzan a manifestarse los efectos nocivos en el sistema nervioso central, corazón e hígado.

Una revisada al caso de Amy Winehouse nos ilustrará acerca del mecanismo con el que el alcohol y otras drogas producen daños severísimos al organismo.


El caso de Amy Winehouse

martes, 1 de mayo de 2012

Las causas de la muerte de Whitney Houston (2)


Viene del post anterior...

Whitney Houston y una de sus últimas presentaciones en televisión en 2009.Ampliar
Whitney Houston y una de sus últimas presentaciones en televisión en 2009.

Difunden el resultado de la autopsia de Whitney Houston

El informe final reveló la presencia de "polvo blanco" en la habitación del hotel donde encontraron el cuerpo. Reforzaron la probabilidad de una combinación de fármacos, drogas y alcohol. 
  • 05.04.2012

PODRIA INTERESARTE

El informe final de la autopsia de la cantante Whitney Houston concluyó con  la probabilidad de que la cantante murió por una combinación de fármacos, drogas y alcohol. Los forenses también revelaron  la presencia de "polvo blanco" en la habitación de hotel donde se encontró el cuerpo.
En el documento final difundido por la oficina forense de Los Angeles se asegura que la policía encontró en la habitación una cuchara con polvo blanco, un pequeño trozo de papel enrollado y un espejo con restos de una sustancia blanca.
En el informe, los forenses subrayaron que Houston fue hallada boca abajo en la bañera y falleció ahogada de forma accidental, "a consecuencia de un problema cardíaco derivado de arterioesclerosis y el consumo de cocaína".
"Sabemos que tenía una enfermedad cardíaca y que consumía cocaína de forma crónica. Si no hubieran existido estos dos factores, entonces probablemente no se habría ahogado en la bañera", informó en su momento Craig Harvey, portavoz la oficina forense de Los Ángeles.
El texto también detalla la escena con la que se encontraron los investigadores al llegar, después de  que el cuerpo fue sacado de la bañera y colocado en el piso de la habitación, donde la alfombra estaba empapada por el agua que se desbordaba de la tina.
Aparentemente se hicieron esfuerzos para revivirla. "El piso de la habitación estaba inundado y la mayor parte de la alfombra de la sala también estaba húmeda, incluso más allá de donde yacía el cuerpo".
Houston fue hallada muerta en la bañera en un hotel de Beverly Hills el 11 de febrero, la noche anterior a la entrega de los Premios Grammy.
La cantante de éxitos como "I Will Always Love You" vendió cerca de 170 millones de discos en su carrera de casi tres décadas, pero tuvo que librar una dura  batalla contra el abuso de sustancias mientras intentaba preservar su talento artístico.
(Fuente: Diario "El Clarín")

miércoles, 15 de febrero de 2012

La muerte de Whitney Houston explicada por el anestesiólogo: otra vez la cocaína (1)


Una vez más el abuso de drogas mata a una estrella de la música pop. Lo interesante en estos lamentables casos (este blogger es fan de Whitney Houston) es que las muertes por abuso de drogas son muy parecidas en mecanismo a las de las sobredosis de anestésicos en casos de negligencia médica. En esta serie de posts trataremos de determinar cómo ocurrió este terrible fallecimiento. Continúa...


FALLECIMIENTO | A los 48 años

Muere Whitney Houston

Houston, durante una actuación en 2009. | Reuters
Houston, durante una actuación en 2009. | Reuters Ver más fotos
  • Estaba invitada a una fiesta de la industria musical en un hotel de Los Ángeles
  • No se han encontrado signos de violencia, se investigan las causas de la muerte
  • Uno de sus colaboradores la halló en la bañera de la habitación del hotel
Whitney Houston, la reina negra del pop de los 80 y los 90, murió este sábado a los 48 años. La cantante fue encontrada sin vida por uno de sus colaboradores en la bañera de su habitación en un hotel de Beverly Hills.
La diva con un historial turbulento de abusos de drogas describió sus tormentos públicamente. "El gran demonio está en mí. Soy o mi mejor amigo o mi peor enemigo", dijo en una entrevista a la ABC en 2002.
Houston estaba el sábado en el hotel Beverly Hilton preparándose para una fiesta antes de los premios Grammy que organizaba Clive Davis, el magnate musical. Él fue quien descubrió a Whitney mientras cantaba con su madre en un club de New Jersey.
La policía de Beverly Hills confirmó que el servicio de emergencias acudió a la llamada del hotel y encontró el cuerpo de Houston en la habitación sobre las tres y media de la tarde hora de California (las doce y media de la noche en la Península). Los médicos trataron de reanimarla durante unos 20 minutos sin éxito. La policía asegura que el cuerpo no presentaba signos de violencia, aunque aún investiga la causa de la muerte.
Según ha publicado la página web TMZ.com, no se habrían encontrado drogas ilegales ni alcohol en la habitación de la cantante, pero sí recetas de fármacos y cajas de píldoras, si bien la policía permanece registrando la estancia. Además, sus fuentes apuntan a que Houston habría muerto probablemente ahogada, algo que dictaminará la autopsia. También revela este medio que a Bobbi Kristina, la hija de Houston, no se le habría permitido por ahora ver el cadáver de su madre.
Este jueves, periodistas y trabajadores del hotel ya habían notado elestado confuso de la actriz al llegar sudada y descolocada. Houston también se comportó de manera agresiva en el ensayo de su actuación para la fiesta de Davis. Sin embargo, la madre de Whitney habló por teléfono con la cantante minutos antes de su fallecimiento sin notar nada extraño, informa Pablo Scarpellini desde Los Ángeles.
Su descubridor optó por seguir con la celebración prevista en el mismo hotel donde el cuerpo de Houston seguía cuatro horas después de su descubrimiento. "Ella habría querido que la música continuara. Ella llenaba de gracia el escenario con una presencia majestuosa", dijo Davis.
La gala de los Grammy se convertirá este domingo en un homenaje a la cantante. Jennifer Hudson y Chaka Khan ya han anunciado que interpretarán en su honor.
Houston nació en Newark (New Jersey) en agosto de 1963. De niña cantaba en el coro de su iglesia baptista. Pero no saltó a la fama hasta 1985. Fue entonces cuando publicó su primer álbum, que llevaba su nombre y del que vendió 25 millones de ejemplares en todo el mundo. Desde entonces publicó siete discos y participó en las bandas sonoras de tres películas. La más célebre la de 'El guardaespaldas', que protagonizó junto a Kevin Costner. Houston ganó seis Grammy y vendió unos 170 millones de discos. En total, consiguió 22 premios musicales, más que ninguna otra mujer en Estados Unidos.

Un beso al cielo

A la estrella la sobreviven su hija Bobbi Kristina y su ex esposo Bobby Brown, con el que compartió peleas, celos profesionales y adicción a la cocaína y a la marihuana hasta su divorcio en 2007. Brown se enteró de la muerte de Houston mientras actuaba en Mississippi y rompió a llorar en el escenario varias veces. Al final de una canción gritó, "Whitney, I love you!" y lanzó un beso al cielo. En otro momento, pidió al público que cantara con él mientras lloraba.
Tras triunfar en los 90, Houston logró volver a lo más alto en 2009, cuando de nuevo fue número uno en ventas en EEUU con su último álbum "I Look to You".
La cantante no había regresado al número uno de ventas desde el gran éxito de la banda sonora de la célebre película 'El guardaespaldas', que permaneció en lo más alto de las listas de éxitos del país durante 20 semanas consecutivas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...