domingo, 4 de diciembre de 2011

Cirugía de urgencia o emergencia: ¿qué sucede si se posterga? (2)


Las enfermedades o lesiones que requieren solución a través de una cirugía de urgencia aparecen súbitamente y tienen que resolverse muy pronto. En esta situación no se puede exigir cumplir estrictamente el "preoperatorio" (ayuno, exámenes de laboratorio, riesgo quirúrgico, radiografías), pues el tiempo de espera para completarlo puede ser fatal para el paciente.


Una apendicitis aguda, en una niña de doce años, por ejemplo, en unas pocas horas podría complicarse no sólo con una peritonitis aguda sino que podría causar que llegue infértil a la edad adulta. Si ha ingerido alimentos poco antes del diagnóstico de la apendicitis, esperar las seis horas de ayuno requeridas en el preoperatorio es una mala decisión. El anestesiólogo competente tiene los recursos para que el "estómago lleno" antes de la anestesia no ocasione mayor problema.


Una bradicardia fetal (disminución severa de los latidos del corazón del feto) anuncia la muerte del feto, valga la redundancia, en muy poco tiempo a menos que se realice una cesárea de urgencia. No se puede esperar a tener resultados de exámenes de laboratorio ni riesgo quirúrgico. La experiencia del anestesiólogo logrará que el preoperatorio incompleto no afecte significativamente el desenlace del acto anestésico.


Una herida de bala que ha roto una arteria importante y produce un sangrado abundante hace que el paciente llegue al hospital y pase a sala de operaciones inmediatamente. No hay tiempo para hacer historia clínica, menos para exámenes auxiliares. El anestesiólogo capaz atenderá rápida y correctamente al herido y logrará que el cirujano tenga las mejores condiciones para reparar las lesiones.

Un anestesista incompetente suspenderá la apendicectomía de la niña de doce años porque "ha comido", postergará el inicio de la anestesia de la gestante con diagnóstico de bradicardia fetal hasta tener todos los resultados de laboratorio y no querrá atender al moribundo herido de bala hasta que no llegue el interno de medicina y le confeccione la historia clínica.

Estmado visitante, cuídese de los anestesistas incompetentes.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...