domingo, 15 de mayo de 2011

Paul McCartney y sus "operaciones". Siempre primero cirugía cardíaca antes que estética o cualquier otra

No hay palabras para describir la increíble y maravillosa experiencia de ver y escuchar a Paul McCartney en vivo. Un grupo de desconocidos parecíamos amigos de toda la vida cantando las letras y saltando al ritmo de la música. ¿Vendrán a Lima los Rolling Stones?


Antes que nada es bueno decir que Paul McCartney ha negado haberse sometido a cirugía cardíaca o estética. No vamos a discutirlo, pues el motivo de este post es otro.


Cuando la obstrucción de las arterias coronarias produce angina de pecho o infarto de miocardio en un paciente, puede estar indicada una angioplastia coronaria.

Consiste en corregir la obstrucción de la arteria desde dentro del propio vaso, al que se accede a través de la piel. Todo ello se hace con anestesia local, con el paciente despierto. El acceso es a través de la arteria femoral, en la ingle, al igual que para el cateterismo cardíaco.


Se introduce un catéter con balón hasta la arteria coronaria del corazón ocluida. El catéter al llegar a la obstrucción se insufla y se dilata, lo que permite una expansión de la arteria y deja la arteria permeable al paso de sangre. Este procedimiento es guiado por imágenes obtenidas gracias a radiación en la sala de hemodinámica.


Se puede colocar también un dispositivo llamado stent, el cual es una estructura de metal enrejillada que se coloca dentro de la arteria coronaria para mantenerla abierta. Posteriormente se retira el catéter con balón y se efectúan tomas de imágenes radiológicas inyectando un contraste a través del catéter para ver cómo ha mejorado el flujo.


Los resultados son buenos. El procedimiento fracasa sólo en un pequeño porcentaje de pacientes, en los que se hace necesaria cirugía cardíaca mayor (by pass aorto-coronario). Las ventajas de la angioplastia son incontables con respecto a la cirugía. Los riesgos y los costes de personal y material son mucho más bajos, y la estancia posterior en el hospital puede ser de unos pocos días, en vez de semanas.


Un paciente con enfermedad cardíaca severa (coronaria, valvular, congénita) no puede someterse a cirugía electiva o programada (artroscopía de rodilla, cirugía laparoscópica no de urgencia, cirugía estética) hasta que su corazón tenga corregida cualquier anormalidad anatómica o compensada cualquier situación de insuficiencia funcional. Este es el mensaje del post.

Paul hizo muy bien en tratar primero su mal cardíaco y dejar para lo posterior su cirugía estética.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...