viernes, 15 de octubre de 2010

¿Feliz día del Anestesiólogo? (Crítica dura pero constructiva a la anestesiología peruana)

Hoy 16 de octubre, me dicen, es el "día del anestesiólogo". "Mi día". Hay que festejar.



Pregunta: ¿qué se conmemora hoy? Respuesta: "el Día Mundial del Anestesiólogo, donde se recuerda aquella memorable efeméride en la cual William Thomas Green Morton, odontólogo de 27 años de edad, rompería la esclavitud del dolor al liberar a la humanidad del sufrimiento quirúrgico".

Pues, muy bien. Es un hito en la historia de la medicina. Como lo es el descubrimiento de la penicilina, por el bacteriólogo británico Alexander Fleming. O el descubrimiento de la estructura del ADN, por el estadounidense James Watson y el británico Francis Crick. ¡Ya pues, también hay que festejarlo, traigan el trago, que empiece la juerga!

¿Me tendrían que felicitar y agasajar en el "día del hombre de ciencias"? O en el día del "investigador médico"? Al fin o al cabo, como Médico Anestesiólogo e Intensivista, tengo una pizca de ambos. No?


Estimado visitante y amigo: te comparto una reflexión:

 ¿Por qué conmemoro el "Día de La Bandera" cada 7 de junio? ¿Porque ese día los Revolucionarios Franceses, o los Ejércitos Aliados en la Segunda Guerra Mundial, crearon "la bandera de la victoria"?

¡NO!

Conmemoro el sacrificio de nuestros insignes héroes en la batalla de Arica. Una de las justas más cruentas del siglo XIX. Uno de los pocos combates en que se arrojó tan alto número de bajas y el aniquilamiento casi total de batallones. En pocas contiendas perecieron casi todos los altos oficiales, como fue el caso de los peruanos. No se dio ni se pidió cuartel, la mortandad de nuestras tropas fue una de las más altas en la historia universal, en relación al número de combatientes, reflejo de la determinación con la que se defendió la posición. Nuestros héroes prefirieron la gloriosa muerte a la vergonzosa rendición. Por eso el enemigo siempre nos respetará y temerá.


¿Por qué conmemoro el "Día de la Medicina" cada 5 de octubre? ¿Porque ese día se creó el "Primer Colegio Médico" de la historia en Boston, en Paris o en Londres?

Otra vez, ¡NO!

Conmemoro el sacrificio del provinciano, humilde, curioso, inquieto, polémico, arrebatado, noble, valiente, inmolado estudiante de medicina/médico Daniel Alcides Carrión. Con quien me identifico plenamente. A quien considero mi absoluto representante.



¿Me dejo entender?

De igual modo, conmemoraré toda mi vida, cada 7 de octubre, el otorgamiento del Premio Nobel de Literatura a nuestro gran escritor Mario Vargas Llosa.


Arequipeño, nacido en familia de clase media. Ayer izquierdista, hoy liberal. Controvertido, amado y odiado en la misma intensidad. La diplomacia intelectual no va con él, no ahorra adjetivos cuando de atacar o elogiar se trata.
Agredió a García Márquez. Sus amigos lo abandonaron. Perdió la cabeza por su tía Julia, se enamoró de su prima Patricia. Sus padres lo censuraron.

También me identifico con él. También me siento representado por él. Y eternamente celebraré su logro: mi querido Perú se tutea en literatura con cualquier país norteamericano o europeo, del "primer mundo". Hace nacer en mi la esperanza de que algún día suceda lo mismo en anestesiología.

Por todo eso, este día que lo festejas tú, mi prójimo, que...

... te conformas con que te paguen siempre la cuarta parte de lo que gana otro médico

... te dejas faltar el respeto en sala de operaciones

... suspendes cirugías estúpidamente y pones en peligro la vida del paciente

... manejas una "sociedad científica" que funge de mi patrocinadora, que no ata ni desata, y que nadie (fuera de los linderos de la especialidad) sabe que existe

... no tienes los cojones de defender a la dama, licenciada en enfermería, instrumentista, o a tu residente, cuando son maltratados en el quirófano por algún patán

...eres jefe de anestesia y te dejas gritar, te dejas manipular por algún infeliz que te ordena que programes, para su sala de operaciones, a un anestesista que le caiga bien, y así logras que ninguneen a profesionales muy valiosos y capaces

...eres una calamidad en anestesiología, pero figuras, en un renombrado libro de historia, como anestesiólogo del primer trasplante hepático y postergas a las dos anestesiólogas verdaderas protagonistas


...y me felicitas, quieres darme un abrazo, por este día...

¡Discúlpame! No quiero parecer malcriado pero, hoy 16 de octubre, por ahora...


NO TENGO NADA QUE CONMEMORAR NI CELEBRAR

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...