miércoles, 15 de octubre de 2014

¡Superamos el millón de visitas!


La comediante Joan Rivers: una muerte por laringoespasmo severo que la presencia de un anestesiólogo pudo evitar. Parte 2


Viene del post anterior: La muerte de Joan Rivers. Parte 1

Así como existe reflejo de la tos (respuesta del aparato respiratorio para la movilización de secreciones, cuerpos extraños y factores irritantes) también existe el reflejo del cierre de la glotis (porción de la laringe situada entre las cuerdas vocales) , que puede ser desencadenado por la estimulación de la laringe durante un examen o procedimiento médico sin niveles adecuados de anestesia.

Vista superior de la laringe. A la izquierda glotis abierta, a la derecha glotis cerrada
El laringoespasmo es un cierre de la glotis de manera exagerada. Este cierre puede durar más tiempo que el estímulo que lo desencadenó y puede llevar a obstrucción severa de la vía respiratoria, paro respiratorio, paro cardíaco y muerte.


Pensamos que Joan Rivers fue programada para el procedimiento médico de laringoscopía diagnóstica el cual, explicado de manera simple, consiste en una vista con endoscopio de la laringe (bajo anestesia local) en busca de alguna alteración a ser tratada posteriormente.


Durante la laringoscopía los médicos a cargo detectaron un pequeño nódulo en las cuerda vocal izquierda (figura superior señalado por la flecha) y cometieron el grave error de intentar extirparlo, produciéndose una gran estimulación de la laringe que desencadenó un laringoespasmo severo.

Laringoespasmo severo: cierre total de la vía aérea que imposibilita la respiración. De no solucionarse puede producirse la muerte en unos minutos
Una vez instalado el laringoespasmo severo (figura superior) ocurrió obstrucción severa de la vía respiratoria. Y como duró más tiempo que el estímulo que lo desencadenó (el intento de extirpar el nódulo) la muerte llegó en pocos minutos.

La manera óptima de extirpar un nódulo laríngeo es hacerlo en sala de operaciones bajo anestesia general. El anestesiólogo colocará un tubo en la tráquea que garantizará en todo momento una vía aérea permeable y logrará un adecuado nivel de anestesia que atenuará o evitará la ocurrencia de laringoespasmo severo (Figura siguiente: flecha blanca indica el nódulo, flecha celeste indica tubo traqueal que mantiene el flujo de aire hacia los pulmones).


En conclusión, creemos que la muerte de Joan Rivers pudo evitarse si el procedimiento (extirpación de nódulo laríngeo) se efectuaba en sala de operaciones, bajo anestesia general y con la presencia de un anestesiólogo competente que habría puesto toda su habilidad y experiencia para preservar la función respiratoria y solucionar cualquier evento adverso como el laringoespasmo.

jueves, 9 de octubre de 2014

La comediante Joan Rivers: una muerte que con la presencia de un anestesiólogo se pudo evitar. Parte 1


Aunque parezca pretencioso de nuestra parte, podemos afirmar que la lamentable muerte de esta celebridad pudo evitarse con la presencia de un anestesiólogo en el teatro de los acontecimientos. Su habilidad para resolver con éxito un espasmo severo de laringe habría salvado la vida de Joan Rivers.

Leamos el reporte. En el próximo post daremos las explicaciones del caso.


Joan Rivers: Autopsia revela que una negligencia médica causó su muerte

Jueves 11 de septiembre del 2014 | 00:19

La cirugía a las cuerdas vocales que se realizaba la comediante cuando le dio un paro respiratorio debió hacerse en un hospital.

Salen resultados de autopsia. (Reuters)
Salen resultados de autopsia. (Reuters)
  • l
El resultado de la primera autopsia a la comediante Joan Rivers, que falleció el 4 de setiembre pasado, reveló que la causa de su deceso fue una negligencia médica durante su operación a las cuerdas vocales. Según explicó un especialista, este proceso quirúrgico debió haberse realizado en un hospital.
Según informó New York Daily News, el pasado 28 de agosto Rivers se hizo una endoscopía y, en ese momento, los doctores descubrieron que tenía ‘algo raro’ en las cuerdas vocales, por lo que decidieron hacerle una biopsia improvisada.
Cuando los doctores realizaban la intervención, las cuerdas vocales de la comediante se cerraron de golpe, cortando el suministro de aire. Mientras trataban de reanimarla, su corazón se detuvo. Es en este momento que llamaron al 911 para trasladarla de urgencia al hospital Mount Sinai.

Continúa en el próximo post.

martes, 9 de septiembre de 2014

Malpraxis en anestesia 8. CASO FORTUITO: situación única en que ocurre daño severo a paciente pero médico no es imputable


Viene del post anterior: Malpraxis en anestesia 7

En anestesiología no es infrecuente que ocurran reacciones alérgicas fatales. Pacientes fallecen de manera súbita en sala de operaciones a pesar de todos los cuidados y precauciones del anestesiólogo, situación que puede catalogarse como caso fortuito.

Según Ponce Malaver, en un caso fortuito médico los hechos son extraños al hombre, ocurren por azar, es decir, es una consecuencia extraordinaria o excepcional de la acción. El médico no ha previsto el resultado porque éste no era previsible, por lo tanto no le puede ser imputado.

Revisemos al respecto el siguiente reporte periodístico.

VIERNES 09 DE MAYO DEL 2014 | 14:47
Paraguay prohibe fármacos con ketamina por muerte de pacientes
Autoridades sanitarias investigarán la procedencia del anestésico, ya que otros pacientes no mostraron reacción alérgica


(Foto referencial: AP)

Asunción. (EFE). El Ministerio de Salud de Paraguay suspendió la venta de medicamentos que contengan ketamina tras registrarse cuatro fallecimientos en una semana de pacientes a los que se les había suministrado el sedante, informó hoy la Dirección de Vigilancia Sanitaria.

El pasado 6 de mayo, un niño de dos años y otro de tres murieron en diferentes hospitales de la capital. En ese momento las autoridades comenzaron a investigar si había algún fármaco común que hubieran ingerido, explicó la coordinadora general de la Dirección de Vigilancia Sanitaria de Paraguay, Lourdes Rivaldi. Al poco tiempo se comprobó que la única medicina que recibieron los dos contenía ketamina y por eso se decidió suspender su venta y uso en los hospitales, según Rivaldi.

El primero en fallecer fue el niño de tres años, que estaba ingresado con un problema cardíaco en el Hospital Pediátrico "Niños de Acosta Ñu", donde otros dos pacientes de 9 y 11 años sufrieron una reacción alérgica cuando se les suministró la droga, aunque sobrevivieron y ahora están estables, según la fuente.

El médico que informó del fallecimiento dijo que le suministró el anestésico para realizar un estudio de rutina, que supuestamente le provocó una reacción alérgica que terminó con su vida, según Rivaldi. "No sabemos aún el motivo de las muertes. Todos los demás pacientes a los que se les suministró esta droga están en perfecto estado, pero seguimos analizando si hay casos anteriores", dijo Rivaldi.

VERIFICACIÓN DE LA PROCEDENCIA

La ketamina es un principio activo que se usa como anestésico cuando no hace falta una sedación profunda, explicó la especialista. Las autoridades sanitarias investigan la procedencia de los medicamentos con ketamina y hasta ahora saben que los usados en los hospitales de Asunción donde ocurrieron las muertes de los dos menores no corresponden al mismo lote, algo que consideran "llamativo".

Son de lamentar los fallecimientos de los cuatro pacientes del reportaje, pero no pueden ser imputados a los médicos tratantes pues estamos ante un caso fortuito médico. La mala calidad de la droga ketamina es un hecho extraño al hombre, ocurre por azar. El médico no ha previsto el resultado (muerte de los pacientes) porque éste no era previsible (nadie podía suponer que el lote de ketamina estaba defectuoso).

lunes, 8 de septiembre de 2014

Malpraxis en anestesia 7. Casos ejemplo de CAUSALIDAD, figura muy importante para determinar culpabilidad en juicios por negligencia médica.


Viene del post anterior: Malpraxis en anestesia 6

Ponce Malaver define causalidad de la siguiente manera:

Para ser incriminado un médico judicialmente, tiene que existir una relación causa – efecto (desacato a normas que resulte en daño o muerte), que debe ser directa, próxima y la principal del resultado. "El médico no quiere la consecuencia dañosa pero SÍ quiere obrar imprudentemente o con negligencia".

Cuanto mayor sea el deber de obrar con prudencia y en pleno conocimiento de las cosas, mayor será la obligación que resulta de las consecuencias posibles de los hechos.


En el siguiente reporte periodístico se describen dos casos en que probable actitud negligente de médicos pudo causar daño severo o muerte en sus pacientes. Lo invito a revisarlo para luego discutirlo.

Denuncian dos casos de mala praxis en Salta y Santa Fe
Domingo, 7 de Septiembre de 2014

Los padres de un bebé de 11 meses que falleció tras una operación en la provincia de Salta realizaron una denuncia por mala praxis y demoras en la intervención, mientras que un medico, una partera y dos enfermeros que atendieron a una mujer que perdió a su bebé fueron destituidos provisoriamente de una institución médica de Reconquista, Santa Fe.

1º.
Silvia Ortubia, la madre del pequeño de 11 meses oriundo de la localidad de General
Güemes, que falleció esta madrugada en el Hospital Materno Infantil de la ciudad de Salta, luego de una cirugía por una cardiopatía congénita, denunció que la intervención quirúrgica estaba programada para el 23 de mayo pero que luego fue reprogramada en reiteradas ocasiones, hasta que finalmente se concretó el lunes pasado.


Tras una serie de complicaciones, el chico finalmente falleció esta madrugada, y los padres denunciaron que no lo operaron en mayo por una supuesta falta de recursos humanos en el nosocomio.

Al respecto, el director médico del Hospital Materno Infantil, Mario Morosini, explicó que se trataba de una operación muy compleja y detalló que la causa de la muerte fue “una complicación propia de la cirugía”. Pero admitió la reprogramación de intervenciones por falta de personal.
2º.
Por otra parte, el Ministerio de Salud de Santa Fe separó de su cargo provisoriamente a cuatro profesionales del Hospital Central de Reconquista que atendieron a una mujer que perdió a su hijo por presunta mala praxis.

Así lo resolvió el ministro Miguel Cappiello, quien decidió que el director del centro asistencial, Roberto Ceballos, siga en su cargo hasta que se conozca cómo fueron los hechos.

Todo comenzó con la denuncia de Julieta Oviedo, una joven de 25 años de barrio María Dolores que asegura que llegó al hospital y no fue atendida durante horas cuando ya había roto la bolsa. Según su relato ante la Justicia, rogó que le practicaran una cesárea presa de profundos dolores, pero, en cambio, la sedaron.

Como consecuencia de los hechos denunciados, Oviedo perdió a su bebé, que nació muerto con un peso de 3,6 kilogramos luego de un embarazo normal.



En el caso , la aparente negligencia de cirujano y/o anestesiólogo en demorar la práctica de una operación cesárea a la paciente Julieta Oviedo (causa) fue determinante en la muerte de su bebé (efecto). Aquí existe causalidad, los médicos son imputables.

En el análisis del caso , es bueno tener en cuenta que (según Ponce Malaver) no hay delito si el daño o la muerte se producen por "culpa" de la propia víctima o de terceros y previamente se han adoptado todas las precauciones. El hijo de la señora Ortubia muy probablemente falleció debido a la complejidad de sus malformaciones cardíacas ("culpa" del paciente); la demora en operarlo fue motivada, según el director del hospital, por falta de recursos humanos (culpa de terceros). En este caso no existe causalidad, los médicos no son imputables.

domingo, 7 de septiembre de 2014

Malpraxis en anestesia 6. Caso ejemplo de delito médico culposo modalidad IMPRUDENCIA: niña muere tras someterse a procedimiento dental


Viene del post anterior: Malpraxis en anestesia 5

La imprudencia al realizar un acto anestésico en medicina y odontología puede traer nefastas consecuencias. Revisemos el siguiente reporte periodístico para tener una idea más clara de cuándo ocurre imprudencia (aunque en combinación con negligencia) en la práctica diaria de la anestesiología.


4 enero 2014 04:08 PM ET
Una niña de tres años muere tras someterse a un procedimiento dental

(CNN) — Finley Boyle, una niña hawaiana de tres años, sufrió daño cerebral después de someterse a un procedimiento dental en diciembre y murió la noche del viernes, informó el abogado de la familia este sábado. La niña murió en compañía de sus familiares, informó el abogado Richard Fried Jr. del bufete Cronin, Fried, Sekiya, Kekina & Fairbanks. Los padres de la niña están demandando a una dentista de Kailua, Hawaiii, por negligencia y conducta peligrosa.

La demanda contra Lilly Geyer y su consultorio Island Dentistry for Children señala que la dentista administró medicamentos inapropiados en dosis incorrectas a la niña el 3 de diciembre, de acuerdo con los documentos presentados ante la corte esta semana.

“Como un resultado directo de los medicamentos administrados”, la niña “sufrió un paro cardíaco durante su procedimiento dental”, señala la demanda. Además de un severo y permanente daño cerebral”, agrega.

Geyer y su abogado, John Nishimoto, no respondió a CNN.

El sitio de internet de Island Dentistry señala que la clínica ha sido cerrada permanentemente y redirige a los pacientes a una dirección de correo electrónico.

La demanda, que se presentó el lunes ante la Corte de Primer Circuito de Hawaii, señala que Geyer no tenía un plan para responder a emergencias como la que sufrió Finley.

Ashley Boyle, la madre de la niña, señaló que la primera vez que llevó a su hija al dentista fue en noviembre cuando le explicaron que requería seis endodoncias, señaló.

Regresaron en diciembre para el procedimiento. Los padres señalan que Finley fue anestesiada y se le dejó sin vigilancia durante 26 minutos.

El neurólogo pediátrico de la niña, el Dr. Gregory Yen, señaló que resonancias magnéticas mostraron que la niña sufrió daño cerebral severo y que se encontraba en "estado vegetativo persistente".


Según Ponce Malaver, se comete delito médico culposo en la modalidad de imprudencia cuando se realizar un acto con ligereza, sin las adecuadas precauciones. La conducta del profesional es contraria a la que el buen sentido aconseja. En el sentido estricto, tiene que ver con la falta del conocimiento práctico y, por lo tanto, idóneo y apto para la realización del acto anestésico (experiencia, comprensión del caso y claridad).

La dentista Lilly Geyer atendió a su pequeña paciente con ligereza y sin adecuadas precauciones al no contar con un anestesiólogo (y su correspondiente instrumental) en su clínica.

Ahora, la imprudencia y la negligencia suelen ser las caras de una misma moneda y van siempre de la mano. La dentista va a ser incriminada por imprudencia y negligencia debido a su IMPREVISIÓN (sabía que la niña podría presentar depresión respiratoria, espasmo de laringe u otra complicación común en anestesia para procedimientos dentales) de un resultado previsible.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...