jueves, 21 de agosto de 2014

Terminología jurídica en la génesis de complicaciones fatales en anestesiología (Parte 3)



Fuente: Artículo "Responsabilidad Médica" del Dr. Moisés Ponce Malaver

Responsabilidad Médica.

Es la obligación del médico de dar cuenta ante la sociedad por los actos realizados en la práctica profesional, cuya naturaleza y resultados sean contrarios a sus deberes, por incumplimiento de los medios y/o cuidados adecuados en la asistencia del paciente.

Responsabilidad Jurídica.

Es la obligación de las personas imputables de dar cuenta ante la justicia de los actos realizados contrarios a la ley y sufrir las consecuencias legales. Algunas veces la responsabilidad médica invade el campo jurídico.

Elementos de Responsabilidad.

-Acción (u omisión) voluntaria (o involuntaria) productora de un resultado dañoso.

-Antijuridicidad: el mismo acto ilícito, el incumplimiento contractual o la violación de una obligación.



Tipos de Responsabilidad Médica.

De acuerdo al fuero:

-Civil: deriva de la obligación de reparar económicamente los daños ocasionados a la víctima.

-Penal: surge del interés del Estado y de los particulares en sostener la armonía jurídica y el orden público. De existir este tipo de responsabilidad, el Código Penal impondrá sanciones o penas (prisión, multa, inhabilitación).

De acuerdo a la Técnica Jurídica:

-Objetiva: surge del resultado dañoso, no esperado, que el accionar del médico puede provocar, independientemente de la culpa que le cabe.

-Subjetiva: surge del médico como sujeto, es decir, puesta al servicio de una determinada acción penada por ley (por ejemplo abortos, certificados falsos, violación del secreto profesional).

-Contractual: surge de un contrato, que no necesariamente debe ser escrito (puede ser tácito o consensual), cuyo incumplimiento puede dar lugar a la acción legal.

-Extracontractual: no surge de contrato previo. Su aplicación en el campo médico es excepcional (por ejemplo asistencia médica inconsulta por estado de inconsciencia o desmayo, alienación mental, accidente, shock).


En otras palabras, la responsabilidad médica significa la obligación que tiene el médico de reparar y satisfacer las consecuencias de sus actos, omisiones y errores voluntarios o involuntarios, dentro de ciertos límites y cometidos en el ejercicio de su profesión.

La PRAXIS MÉDICA se fundamenta sobre el conocimiento de las ciencias médicas. Cuando se violan las normas del adecuado ejercicio profesional queda configurada la MALPRAXIS, la cual se define como la "omisión por parte del médico de prestar apropiadamente los servicios a que está obligado en su relación profesional con su paciente, omisión que da como resultado cierto perjuicio a éste".

La malpraxis médica consta de dos partes:
  • El médico deja de cumplir con su deber.
  • Causa un perjuicio definido al paciente.
¡Muy importante! El no ceñirse a las normas establecidas originando una lesión, hace al médico anestesiólogo responsable de su conducta y de los daños que ocasiona.

La malpraxis en anestesia se da a través de los siguientes medios:
  • Defectuoso examen preoperatorio del paciente.
  • Errores groseros en técnicas y procedimientos.
  • Daños causados por uso indebido (o en mal estado) de instrumental y drogas.
  • Omisión de pautas esenciales para el diagnóstico de una complicación.
  • Falta de control hacia los auxiliares del anestesiólogo (residente, enfermera) y los daños que los mismos puedan culposamente ocasionar.
Continúa en el próximo post.

miércoles, 20 de agosto de 2014

Terminología jurídica en la génesis de complicaciones fatales en anestesiología (Parte 2)


Se consultó el artículo "Responsabilidad Médica" del Dr. Moisés Ponce Malaver, director de la División Central de Exámenes Médico-Legales.

Derecho a la  salud.

Dentro de los derechos del paciente quirúrgico figura el de recibir atención responsable y respetuosa por parte del personal que le atiende. El personal debe ser calificado y con experiencia; asimismo todos estos servicios se le darán con la mejor calidad posible.

Los errores médicos no serán reprochables –ética y legalmente- si se ha tratado al paciente con los medios adecuados, con los conocimientos actuales y siguiendo las normas que el deber impone. Alguna prensa a propósito crea conflictos confundiendo el derecho a la salud con el "derecho a la curación". El paciente cree que el derecho al tratamiento debe involucrar necesariamente un resultado positivo. ¡No es así!

El derecho a la salud NO es lo mismo que el derecho a estar sano. En el ejercicio de la anestesiología si el especialista observa conducta ética (no anestesiar a dos pacientes simultáneamente, no abandonar al paciente en el quirófano durante la operación) y maneja el acto anestésico de manera científica (se ciñe a los protocolos) estará respetando el derecho al la salud del paciente.

Paciente con bocio gigante. Muy difícil de intubar

El paciente de la figura es portador de un bocio gigante, lo hace muy difícil manejar su vía aérea. Se le debe atender en anestesiología aplicando todas la medidas de seguridad y el protocolo de intubación difícil, respetando de esta manera su derecho a la salud. Pero de ninguna manera se le puede asegurar éxito en la intubación (derecho a estar sano). Se harán los intentos justos y necesarios para intubar, si no se puede el paciente abandonará sala de operaciones en las mismas condiciones en que ingresó.

El Estado y el Derecho peruanos tienen la obligación de proteger la salud y el bienestar del individuo. De ese deber surge el concepto de Responsabilidad Médica.

La salud es un bien protegido en un doble aspecto:

a.- Como un bien jurídicamente tutelado: todo daño que se produzca en la salud del individuo será sancionado desde el campo del Derecho Penal y reparado o indemnizado en el Fuero Civil.

b.- Como valor: el Estado debe organizar y/o fiscalizar un sistema de prevención, tratamiento y rehabilitación, en los supuestos que la salud se altere por factores personales, socio ambientales, laborales, etcétera.

Continuamos en el próximo post.

martes, 19 de agosto de 2014

Terminología jurídica en la génesis de complicaciones fatales en anestesiología (Parte 1)


Las catástrofes en aviación ocurren de una manera similar a las complicaciones fatales en anestesiología: error humano o falta de experiencia (del piloto y del anestesiólogo), graves fallas en la maquinaria (del avión y de la máquina de anestesia, hechos fortuitos ( mal tiempo en aviación, reacción alérgica en un paciente).

A continuación, un reporte periodístico de una de las causas de catástrofes en aviación que no tiene que ver ni con error del piloto ni con falla de máquina: el engelamiento.

Engelamiento, uno de los mayores riesgos meteorológicos en aviación

19 de mayo de 2011:

El engelamiento, es la formación de hielo, blando o duro, opaco o transparente, sobre la estructura del avión.

Puede formarse de diferentes maneras: en tierra, por acumulación sobre el avión durante una nevada, o en vuelo por el impacto de gotas de agua superenfriada que al chocar contra el metal se solidifican y se engrosan.


Este fenómeno es uno de los mayores riesgos meteorológicos en aviación porque reduce la eficiencia de la aeronave. El riesgo suele ser mayor en los aviones de hélice.


Y puede producir: Falsas indicaciones de los instrumentos, pérdida de comunicaciones de radio, pérdida de actuación de las superficies de mando, y en vuelo puede llevar una posterior pérdida de efectividad de los frenos y de todo el tren de aterrizaje.



Si un avión se estrella debido a engelamiento podría catalogarse el hecho como un caso fortuito.

En un caso fortuito los hechos son extraños al hombre, ocurren por azar. Son una consecuencia extraordinaria o excepcional de la acción. El piloto no ha previsto el resultado porque éste no era previsible, por lo tanto no le puede ser imputado.

En anestesiología un buen ejemplo de caso fortuito puede ser una reacción alérgica severa a algún medicamento. El anestesiólogo quedaría libre de culpa pues no son imputables los riesgos de reacciones anormales e imprevistas del propio paciente que, en el estado actual de la ciencia, aunque pudieran anticiparse son difícilmente evitables.

Según Moisés Ponce Malaver, "el no haber previsto la consecuencia dañina separa a la culpa del dolo, el no haberla podido prever separa el caso fortuito de la culpa".

Entonces, si se llegara a probar que el piloto o el anestesiólogo pudieron prevenir la aparición del engelamiento o la reacción alérgica, respectivamente, ya no saldrían bien librados del problema, sino serían acusados de homicidio culposo.

Interesante, no?

En los próximos post aclararemos el significado de términos jurídicos como responsabilidad médica, impericia, imprudencia, negligencia y los ilustraremos con ejemplos de la práctica diaria en anestesiología.

lunes, 18 de agosto de 2014

El cardiólogo que no tiene idea qué es el "Riesgo Quirúrgico" y pone en problemas al anestesiólogo. Parte 3

En todo hospital o clínica no falta un cardiólogo despistado que no tiene idea de lo que es un riesgo quirúrgico cardiovascular
Viene del post anterior: ¿Qué es el riesgo quirúrgico cardiovascular? Parte 2

En el Perú, la tarea de realizar el riesgo quirúrgico cardiovascular (RQ) es encomendada a los cardiólogos en hospitales grandes y clínicas privadas. Durante su carrera este blogger ha podido conocer cardiólogos que tienen una idea equivocada del RQ: piensan de que se trata de estimar sólo cuán a plenitud se halla la función cardíaca antes de una cirugía.

Una vez atendimos en quirófano a un joven policía que se debatía entre la vida y la muerte producto de un proyectil de arma de fuego que en el abdomen lesionó una arteria importante causando hemorragia severa. El cardiólogo le otorgó un RQ de "I" (muy bajo, según la escala de Goldman). Cuando terminó la cirugía le preguntamos al colega el por qué de ese error, y nos respondió, muy suelto de huesos y demostrando su total ignorancia del tema, que el corazón de ese joven paciente no presentaba ninguna lesión estructural y su función no estaba alterada.

Lo que no entendía el cardiólogo era que, si bien es cierto que el corazón en sí no presentaba lesión alguna, la abundante pérdida de sangre por la herida abdominal lo ponía en ALTÍSIMO RIESGO de parar en cualquier momento.

Lo que decimos a cardiólogos despistados cuando se equivocan en determinar el RQ

Otro ejemplo más de determinación del RQ:

Paciente de 30 años, sin antecedentes patológicos, exámenes de laboratorio normales, programado de urgencia para una reducción con placas y tornillos de una fractura de tobillo. ¿Cuál sería su RQ?

Tabla 1

Según Goldman tendría un puntaje de 4 (por tratarse de cirugía urgente).

Tabla 2

Entonces, de acuerdo a la tabla 2, su RQ sería de "I" (muy bajo, 0.2% de posibilidad de complicación cardíaca severa).

Pero, ¿qué sucedería si este mismo paciente, en el mismo momento, ya no se opera por la fractura de tobillo, sino por una apendicitis aguda? ¿Tendría el mismo RQ de "I"?

No, porque su puntaje sería de 4 (cirugía urgente) + 3 (cirugía intraperitoneal) = 7, que corresponde a RQ "II" (bajo, 2% de posibilidad de complicación cardíaca severa). En el mismo paciente, en el mismo momento, el riesgo aumenta cuando se trata de una operación con apertura del peritoneo.

Estimado visitante: desconfíe del cardiólogo que presenta un RQ con números imprecisos ( RQ de I a II, RQ de II a III) o con decimales (RQ de uno y medio o RQ de dos y medio). Esto demuestra su inseguridad por incompetencia o su total ignorancia del tema.


A propósito, pregunta para cualquiera:

¿Qué pensaría de un médico incompetente e impreciso que le dice que su esposa tiene entre dos y seis meses de embarazo? ¿O que su bisabuela víctima de un derrame cerebral tiene, según la escala de Glasgow, un nivel de consciencia entre 4 y 14?

domingo, 17 de agosto de 2014

El cardiólogo que no tiene idea qué es el "Riesgo Quirúrgico" y pone en problemas al anestesiólogo. Parte 2.

Aunque parezca increíble, en el Perú existen cardiólogos que realizan riesgo quirúrgico sin saber de qué se trata

Viene del post anterior: ¿Qué es el riesgo quirúrgico? Parte 1

Recapitulemos.

Para determinar el riesgo quirúrgico cardiovascular (RQ) utilizamos una escala de riesgo como la de Goldman (a pesar de sus imperfecciones sigue siendo una de las más preferidas), otorgando al paciente puntaje (tabla 1) según sus antecedentes patológicos, estado general, exámenes de laboratorio, tipo de cirugía.

Tabla 1

Luego, en base al puntaje obtenido, le asignaremos una categoría de riesgo del I al IV según la tabla 2.


Un ejemplo: paciente varón de 23 años, sin antecedentes patológicos, exámenes de laboratorio normales programado para una artroscopía de rodilla electiva. ¿Qué RQ tiene según Goldman?

Su puntaje es CERO, por tanto le asignaremos un riesgo de I (muy bajo, 0.2% de posibilidad de complicación severa cardíaca). No hay problema en que se realice la operación.

Otro ejemplo: paciente mujer de 73 años que tuvo un infarto agudo de miocardio (IAM) hace tres meses, su ritmo cardíaco es de fibrilación auricular con taquicardia, un examen de creatinina de 3.5mg/dl que sugiere falla renal, programada electivamente para la extracción de un quiste de hígado. ¿Qué RQ tiene según Goldman?

Su puntaje es 5 (edad) + 10 (IAM hace tres meses) + 7 (ritmo de fibrilación auricular con taquicardia) + 3 (cirugía intraperitoneal) = 25. Le asignamos un riesgo de III (ALTO, hasta 11% de posibilidad de complicación severa cardíaca). Lo prudente es postergar la operación y realizar en la paciente estudios adicionales.

Nos damos cuenta que el RQ (según Goldman u otras escalas de riesgo) está dado siempre en números precisos y "enteros" (I, II, III o IV). No existe RQ impreciso ( I-IIII-III) ni con decimales (1.5, 2.5).

Increíblemente, algunos cardiólogos peruanos reportan RQ's de I a II, II a III, o de uno y medio o dos y medio, perturbando el trabajo de anestesiólogos y cirujanos.

En el próximo post continuamos.

sábado, 16 de agosto de 2014

El cardiólogo que no tiene idea qué es el "Riesgo Quirúrgico" y pone en problemas al anestesiólogo. Parte 1.

¿Riesgo quirúrgico?

El famoso muy mentado riesgo quirúrgico cardiovascular (RQ). Los pacientes que van a operarse esperan muy preocupados el resultado del RQ. Algunos cirujanos tienen temor de operar a un paciente con RQ alto. Muchos anestesiólogos de ninguna manera administran anestesia si el paciente tiene RQ alto y suspende n la cirugía si no tiene RQ.

¿Qué es el el riesgo quirúrgico? ¿Cuál es su importancia? Si es tan importante, ¿por qué muchos cardiólogos no tienen idea de qué se trata y ponen en problemas a anestesiólogo y cirujano al realizarlo de manera inadecuada?

A continuación la definición de riesgo según la RAE.

REAL  ACADEMIA  ESPAÑOLA
    DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA - Vigésima segunda edición

Riesgo. m. Contingencia o proximidad de un daño.

Contingencia. 1. f. Posibilidad de que algo suceda o no suceda. 2. f. Cosa que puede suceder o no suceder.

Entonces una buena definición de riesgo quirúrgico cardiovascular (RQ) sería la posibilidad de que ocurra parada cardíaca (por arritmias, infarto al miocardio, hemorragia intensa) y muerte en el paciente durante la anestesia y/o la operación.


¿Qué riesgo tiene de morir este practicante de surf si ingresa al mar? Creemos que riesgo alto, por la presencia del tiburón (aparte de la temperatura del agua, las corriente marinas, etc.). Si practicar surf en esta playa conlleva un elevado riesgo, lo mejor será posponer esta sesión deportiva para otra oportunidad en que el riesgo para el surfista sea mínimo.

De la misma manera si un paciente tiene al momento de ser programado para una cirugía un RQ elevado, lo sabio es postergarla para otra oportunidad en que su patología cardíaca esté controlada y sus condiciones sean las mejores. Por supuesto que estamos hablando de una cirugía electiva o programada, ya que las cirugías de urgencia de ninguna manera pueden ser postergadas.

¿Cómo se determina el RQ?

Mediante la estratificación del paciente en una categoría aplicando escalas de riesgo como la de Goldman, una de las más utilizadas a pesar de sus imperfecciones (ninguna escala de riesgo es perfecta).

Tabla 1
Al momento de efectuar su RQ se otorga al paciente puntaje según sus enfermedades y/o su estado general antes de la intervención (tabla 1).


Inmediatamente es establece, de acuerdo al puntaje, una clase o grado de riesgo quirúrgico cardiovascular.

En el próximo post continuamos con más explicaciones e ilustrativos ejemplos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...