martes, 15 de abril de 2014

La terrible experiencia de estar despierto y sentir dolor durante una operación y ser incapaz de moverse o gritar para pedir auxilio. Cómo ocurre y cómo se evita


La posibilidad estar despierto durante una intervención quirúrgica sintiendo inmenso dolor sin tener la oportunidad de moverse o gritar, para avisar a los cirujanos, anestesiólogos, enfermeras, que las cosas van mal, existe.

Felizmente este fenómeno que se da esporádicamente, denominado conciencia (awareness) durante la anestesia, puede ser fácilmente evitado en manos de un anestesiólogo experto y competente.

Al respecto compartimos con ustedes este reporte periodístico. En el próximo post explicaremos qué fallas del anestesiólogo pueden hacer que el paciente inmóvil e incapaz de quejarse "sienta" una operación y qué medidas tomar para prevenir esta terrible situación.

Familia demanda judicialmente después de que hombre es operado completamente despierto
Procedimiento sin anestesia pudo haber empujado al paciente a suicidarse



Updated 4/10/2007 7:40:36 PM ET

CHARLESTON, W.Va. — Durante las dos semanas previas a su suicidio, Sherman Sizemore creía que la gente estaba tratando de enterrarlo vivo.

Miembros de su familia afirman que el ministro bautista de 73 años de edad fue empujado a cometer suicidio por la traumática experiencia de estar despierto durante una cirugía pero sin la capacidad de moverse o gritar de dolor.

La muerte de Sizemore ha puesto en el tapete un fenómeno poco discutido denominado conciencia (awareness) durante la anestesia que según algunos expertos puede ocurrir a 20,000 a 40,000 pacientes por año en este país. Típicamente sienten dolor, presión u otra incomodidad durante la cirugía porque no están adecuada,mente anestesiados.

Las causas pueden incluir error médico, equipos con fallas o condición clínica tan crítica que el paciente no puede ser puesto bajo anestesia profunda sin estar en peligro.

“Es la primera vez que sé de alguien que consigue suicidarse por causa de esto, pero las ideas suicidas no son tan infrecuentes entre este tipo de pacientes", declaró Carol Weihrer, presidente de la Campaña de la Conciencia en Anestesia con sede en Virginia, la cual ella fundó después de su propia experiencia con conciencia durante la anestesia.

Sherman Sizemore, mostrado en esta fotografía familiar, estuvo paralizado pero completamente conciente durante una cirugía el 19 de enero del 2006. Su familia afirma que la mala experiencia originó un alterado estado psicológico que culminó con el suicidio de Sizemore.

Drogas paralizantes fueron administradas al paciente

Sizemore, clérigo y ex minero de carbón del pueblo de Beckley, fue hospitalizado en el Raleigh General Hospital el 19 de enero del 2006 para una cirugía exploratoria con el fin de diagnosticar la causa de dolor abdominal, según demanda presentada el 13 de marzo.

Afirma la denuncia que un anestesiólogo y una enfermera anestesista que trabajaban para Raleigh Anesthesia Associates administraron a Sizemore drogas paralizantes para evitar que sus músculos se sacudan o contraigan durante la cirugía. Pero se subraya que fallaron en administrar anestesia general para ponerlo inconsciente hasta 16 minutos después del primer corte en su abdomen. La familia dice que el paciente sufrió un dolor atroz.

Adicionalmente, dice la demanda, a Sizemore nunca le dijeron que no había sido adecuadamente anestesiado, y estuvo atormentado por las dudas en cuanto a si sus recuerdos eran reales.

La demanda, presentada contra Raleigh Anesthesia Associates por dos de las hijas de Sizemore, prosigue diciendo que durante las dos semanas siguientes a su cirugía, Sizemore no podía dormir, se rehusaba a a estar solo, padecía pesadillas y se quejaba de que la gente lo quería enterrar vivo.

El 2 de febrero del 2006, Sizemore se disparó y murió. Su familia dice que él no tenía antecedentes de distress psicológico antes de su cirugía. El dolor abdominal estaba aparentemente relacionado con problemas en la vesícula biliar, según la familia.

“El sentirse desamparado y el estar en esa condición obviamente puede ser muy duro para el bienestar psicológico de una persona,” declaró Tony O’Dell, abogado de la familia.

La demanda es por daños no específicos.

Las llamadas a Raleigh Anesthesia Associates fueron derivadas a un abogado quien se abstuvo de hacer comentarios.

Los equipos de monitoreo reducen los errores

La Comisión Conjunta de Acreditación de Organizaciones para el Cuidado de la Salud, que acredita a los hospitales, afirma que varios estudios muestran que la conciencia durante la anestesia puede ocurrir en 0.1% a 0.2% de operaciones bajo anestesia general en este país.

La mitad de estos pacientes también reportan distress mental después de la cirugía, así como stress post traumático.

En el 2005, la American Society of Anesthesiologists (ASA) impuso una guías en las que invocaba a los médicos a seguir una lista de chequeo para asegurar que la anestesia está siendo administrada de manera óptima. La ASA paró en seco el respaldo a las máquinas de monitoreo cerebral como equipo estándar, manifestando que los médicos deberían decidir de acuerdo a cada caso si esos dispositivos son necesarios.

“Podría suceder algún día que todo paciente que reciba anestesia tenga un monitor de ondas cerebrales,” declaró el Dr. Robert Johnstone, profesor de anestesiología en el West Virginia University School of Medicine.

Johnstone dijo que tales monitores son utilizados en el WVU, pero junto a otros equipos que los anestesiólogos usan para medir parámetros como presión arterial o temperatura corporal. Cuando se usan adecuadamente esos monitores, añadió, las posibilidades de que alguien esté despierto son remotas.

No se aclaró si el Raleigh General usa tales monitores. Las llamadas al hospital no fueron inmediatamente contestadas.

Weihrer declaró que saber la verdad acerca de la experiencia y tener apoyo psicológico son las únicas cosas que los pacientes desean.

“La razón por la que la gente demanda es porque desea que el error sea reconocido,” dijo Weihrer, quien recibió una indemnización por haber fallado su anestesia durante una cirugía a los ojos de cinco horas en 1998. “No querían reconocer su error y decían que yo no estuve despierta sino que todo fue un sueño"

jueves, 10 de abril de 2014

El problema de la gestante programada para cesárea que dice ser "alérgica a la xylocaína" y tiene miedo a la anestesia epidural. (Parte 2)



Cuando un paciente, cuya cirugía tiene indicada anestesia epidural, refiere en la visita preanestésica que es "alérgico a la xylocaina", este blogger dura que esto sea exacto por los siguientes motivos:

1.- El anestésico local lidocaina  (nombre comercial xylocaina) figura entre las drogas con menor poder de producir reacciones alérgicas. Muy poco frecuentemente se observa una verdadera reacción alérgica a la lidocaina que comprometa el estado general de un paciente.

2.- Las reacciones adversas o desfavorables a la lidocaina durante la anestesia epidural, que se producen al inyectar inadvertidamente la dosis total del anestésico en el espacio subaracnoideo (canal raquídeo) o intravascular (vena o arteria), ponen en riesgo la vida del paciente y se presentan de manera aparatosa, con signos y síntomas muy parecidos a los de una reacción alérgica severa.

3.- Algunos anestesiólogos, ante el temor de ser calificados como incompetentes o ser denunciados por mala praxis médica, califican falsamente a una reacción adversa o desfavorable a la lidocaina como una reacción alérgica.

 

Sin embargo, a pesar de estar "casi seguros" de que el paciente que dice ser alérgico a la xylocaina no lo es en realidad, recomendamos no subestimar esa remota posibilidad de que se produzca una reacción alérgica severa cambiando la anestesia epidural por la general. Ésta última hoy en día es muy segura y brinda un despertar rápido y confortable para el paciente.



Pero si nuestra paciente es una gestante programada para operación cesárea o analgesia epidural para trabajo de parto, la conducta del anestesiólogo debería ser diferente ante la probabilidad de una verdadera reacción alérgica anterior.

Si está debidamente documentado que la paciente es alérgica a la lidocaina podemos utilizar para anestesia o analgesia epidural drogas alternativas, como la bupivacaina o levo-bupivacaina, que son muy seguras y no producen reacción cruzada alérgica con la lidocaina.

Ahora, ante profundas dudas acerca del antecedente de alergia o gran temor de la paciente a recibir lidocaina y poner en peligro su vida y la de su bebé, está demostrado que la técnica general (anestesia para cesárea o analgesia para trabajo de parto) adecuadamente administrada por un anestesiólogo experto y competente, es muy segura, confortable y de mínimo riesgo.

También es bueno señalar que en una gestante con probabilidad de ser alérgica a la lidocaína y requerir cesárea bajo anestesia general, se debe procurar que esta operación se programe oportunamente (cesárea electiva) y no se presente repentinamente (cesárea de urgencia). He aquí la gran importancia del control prenatal.

jueves, 20 de marzo de 2014

El problema de la gestante programada para cesárea que dice ser "alérgica a la xylocaína" y tiene miedo a la anestesia epidural. (Parte 1)


Muchas veces al informar a un paciente que vamos a administrarle una anestesia epidural, en la visita preanestésica o en la antesala de centro quirúrgico, se nos advierte de su negativa a recibirla, aduciendo tener "alergia a la xilocaína" (nombre genérico lidocaina) debido a una "descompensación" tras una anestesia apidural anterior.

Al respecto existen tres posibilidades:

1.- El/la paciente es comprobadamente alérgico(a) a la lidocaina.

2.- No se presentó una reacción alérgica a la lidocaina sino una reacción adversa debido a un error al momento de su administración (inyección inadvertida dentro de un vaso sanguíneo o del canal raquídeo), y resultó que el anestesiólogo no pudo determinar de qué tipo de reacción se trató, alérgica o adversa, puesto que en ambas hay colapso hemodinámico y compromiso del sistema nervioso central.

 3.- El anestesiólogo encargado atribuyó adrede y vilmente la ocurrencia de convulsiones, pérdida de conciencia, shock circulatorio a una reacción alérgica y no a un error suyo, con el fin de evadir la responsabilidad.


Con el respaldo de nuestra experiencia de casi 20 años en la especialidad, en la mayoría de pacientes recomendaríamos manejar el caso, sin complicarnos la vida, con la hoy en día muy segura y confortable anestesia general.

Mas en una paciente gestante programada para operación cesárea o analgesia para trabajo de parto la conducta debe ser diferente, en razón a la depresión neonatal que potencialmente pueden causar anestésicos generales.

En el próximo post continuamos.

jueves, 16 de enero de 2014

El Anestesiólogo Cardiovascular hace aclaración al cardiólogo de Óscar Avilés: la anestesia no es la causa de su crítico estado. (Tercera y última parte)

Viene del post anterior.

Vamos a resumir lo expuesto acerca de las complicaciones de la cirugía cardíaca de Óscar Avilés en los dos post anteriores:

1.- La cirugía de la válvula aórtica es de alto riesgo. La avanzada edad (90 años) es un gran factor de riesgo adicional.

2.- La técnica quirúrgica, los procedimientos y drogas propios de la anestesia y la máquina de corazón/pulmón artificial, pese a lo seguros que son y a su noble finalidad, ocasionan cambios en todos los órganos del cuerpo humano. Estos cambios son poco a poco revertidos aunque en pacientes de avanzada edad este proceso es más dificultoso.

3.- El problema de la válvula aórtica debe solucionarse en una sola cirugía. Cualquier cirugía adicional, para solucionar alguna complicación de la cirugía previa, va a elevar considerablemente la mortalidad.

A través de la prensa nos enteramos de que el paciente tuvo que volver a ser operado para detener una abundante hemorragia del corazón y/o tejidos adyacentes. Se tiene que abrir nuevamente el tórax y eso predispone, entre otras cosas, a severas infecciones como mediastinitis y posteriormente sepsis. Además, la hemorragia provoca hipotensión arterial severa que disminuye  el flujo de sangre a los riñones causándoles enorme daño.

Esquema de la hemodiálisis. http://www.geosalud.com/Urinario/rinones.htm

De nuestra experiencia en anestesia y cuidados postoperatorios cardiovasculares podemos asumir que la baja en el flujo sanguíneo renal por la hipotensión derivada de la hemorragia postquirúrgica dañó severamente a los riñones. De ahí la necesidad de hemodiálisis de urgencia (¡en estas circunstancias no se le puede calificar como "de apoyo"!). Cuando un paciente postoperado del corazón necesita hemodiálisis significa que el pronóstico se torna aún más sombrío

Demostramos que el origen primordial del daño a los riñones (falla renal aguda)  no es producto de una "reacción a la anestesia" sino consecuencia de una disminución marcada del flujo sanguíneo renal debida al severo sangrado intra y postoperatorio y a una probable sepsis con foco en el tórax (mediastinitis) muy favorecida por una nueva apertura del tórax (reintervención para revisión de sangrado).

Esperamos de todo corazón una pronta y total recuperación del Sr. Óscar Avilés.

domingo, 12 de enero de 2014

El Anestesiólogo Cardiovascular hace aclaración al cardiólogo de Óscar Avilés: la anestesia no es la causa de su crítico estado. (Segunda parte)

Óscar Avilés
Viene del post anterior.

Estimado visitante:

Siempre es bueno subrayar que este blog no tiene carácter científico. Su finalidad es explicar en qué consiste la anestesiología como especialidad médica y la labor del anestesiólogo al público en general. Por tanto, vamos a explicar por qué consideramos equivocada la aseveración del cardiólogo del paciente Óscar Avilés, famoso y eximio guitarrista peruano, en cuanto a que una "reacción a la anestesia" tuvo mucho que ver en su estado grave tras una cirugía cardíaca (cambio de la válvula aórtica).


La cirugía de cambio de la válvula aórtica del corazón es un procedimiento sumamente complejo. La vasta técnica quirúrgica (grandes incisiones en el tórax y en las paredes cardíacas), la introducción de catéteres de monitoreo, la administración de drogas anestésicas, vasoactivas (que favorecen la contracción o relajación del corazón y grandes vasos sanguíneos) y anticoagulantes, el uso de la circulación extracorpórea (máquina de corazón y- pulmón artificiales), la aplicación de cardioplegia (sustancia que "paraliza" manteniendo vivo al corazón mientras éste es reparado) alteran en gran medida -para bien- el funcionamiento de todos los órganos del cuerpo humano.

Un equipo constituido por enfermeras, cirujanos y anestesiólogos altamente calificados se encargan, monitorizando minuciosamente funciones vitales, de que las alteraciones en el organismo producto de la cirugía no sean marcadas y se reviertan una vez terminada la misma. Las drogas anestésicas y vasoactivas que utiliza el anestesiólogo son muy seguras y sólo podrían dañar al riñón (o a otro órgano) si son administradas sin criterio y en dosis excesivas.

Euroscore es el Sistema Europeo para la Evaluación del Riesgo Operatorio de la Cirugía Cardiaca. Es el sistema más fiable para conocer a priori cual es el riesgo de la cirugía cardiaca.

La cirugía de la válvula aórtica del corazón en un adulto es considerada como de alto riesgo y a medida que aumenta la edad el riesgo se eleva más. Un paciente de 90 años tiene una mortalidad siete veces mayor que uno de 40 según el Euroscore, que es una escala para establecer el riesgo de la cirugía cardíaca previamente a ella.

Por lo tanto, en el caso de un paciente con alto riesgo de complicaciones post operatorias como Óscar Avilés, el objetivo es que la cirugía de cambio de válvula aórtica resuelva el problema de una sola vez y no tener que someterlo a cirugías y procedimientos adicionales (revisión de sangrado y/o hemodiálisis) que se constituyan en factores que sigan incrementando la mortalidad.

Continúa en el próximo post.

viernes, 10 de enero de 2014

El Anestesiólogo Cardiovascular hace aclaración al cardiólogo de Óscar Avilés: la anestesia no es la causa de su crítico estado. (Primera parte)

Este blogger tiene el orgullo de haber sido anestesiólogo e intensivista del prestigioso Instituto Nacional Cardiovascular del Perú (INCOR) y se siente con autoridad para opinar acerca de la cirugía cardíaca (cambio de válvula aórtica) a la que fue sometido el prácticamente nonagenario eximio guitarrista peruano Óscar Avilés, así como de sus complicaciones en el post operatorio.

Por tanto, nos vemos en la necesidad de hacer una aclararación al colega cardiólogo Félix Medina quien, sin mayor fundamento, sostiene que el estado crítico en el que encuentra actualmente el paciente tiene que ver, en buena parte, con una mala "reacción" a la anestesia.

Primero veamos el reporte periodístico.


Edad de Óscar Avilés es un factor de alto riesgo, afirman

Jueves, 09 de Enero 2014 | 12:10 am
Edad de Óscar Avilés es un factor de alto riesgo, afirman

El cardiólogo de Óscar Avilés, Félix Medina, indicó que el músico peruano presenta alto riesgo debido a su edad de 90 años. “La cirugía de la válvula aórtica es una cirugía mayor y sobre todo para una persona de 90 años siempre es de alto riesgo”, indicó.

“La cirugía mayor induce a un estado de baja de presión. Son una serie de factores que hacen que la presión baje o la misma reacción a la anestesia hace que se dañe el riñón. Y las personas con cierta edad son más susceptibles”, indicó.

Asimismo, aseguró que Avilés se encuentra en un hospital que cuenta con los mejores servicios en su rubro. “Es una situación crítica, pero en una unidad especializada. Está con las mejores manos, en una instituciones más importantes del país”, precisó.

El guitarrista peruano sería sometido en las siguientes horas a una diálisis de apoyo debido a que sus niveles de urea y creatinina se están elevando lo cual está provocando que sus riñones no estén funcionando adecuadamente, comentó Lucy Avilés, hija de la Primera Guitarra del Perú, a RPP Noticias.

(Siguen evaluando someter a Óscar Avilés a una diálisis de apoyo)

En el próximo post toda la explicación.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...